municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

La pesca. ¿Arte o desastre?

Arrastre

Figura 1. Representación esquemática de la pesca de arrastre de fondo

Figura 1. Representación esquemática de la pesca de arrastre de fondo
Juan Carlos Calvín

Figura 2. Cables de arrastre totalmente tensos durante la maniobra

Figura 2. Cables de arrastre totalmente tensos durante la maniobra
Juan Carlos Calvín

Figura 3. Momento de empezar a sumergirse las puertas en la maniobra de calar o largar el aparejo

Figura 3. Momento de empezar a sumergirse las puertas en la maniobra de calar o largar el aparejo
Juan Carlos Calvín

Ver vídeo(Se abre en otra ventana)
Pesca de Arrastre
Figura 5. Vaciando el copo en la cubierta del barco
Figura 5. Vaciando el copo en la cubierta del barco
Juan Carlos Calvín

     Es un arte de red móvil y, por tanto, de los considerados activos, al remolcarse por la popa de una embarcación con la intención de pescar todo lo que encuentre en su camino, pudiendo decir que el aparejo va en busca del pez, al contrario de los pasivos que esperan a que la presa llegue y se enrede.

     La red tiene forma de saco y su boca debe permanecer abierta para que pueda pescar. En la actualidad, la abertura vertical se consigue colocando flotadores o boyarines en la parte superior de la boca (relinga superior) y lastrando con cadenas la parte inferior (relinga inferior). En cambio, para la abertura horizontal se recurre a las puertas, piezas metálicas o de madera casi rectangulares, que colocadas adecuadamente en los cabos de tracción de la red tienden a separarse por la resistencia que ofrecen al agua cuando el barco está en movimiento.

     El arte de arrastre ha estado y está en constante evolución, siendo una de las formas de pescar donde el desarrollo industrial ha tenido una gran incidencia. Existen diferentes tipos según las especies que se quieran pescar, siendo el más extendido el arrastre de fondo, en el que la parte inferior de la boca del aparejo está en contacto con el fondo. Por el contrario, el arte de arrastre de profundidad regulable actúa flotando entre dos aguas y pesca las especies que viven en este entorno.

     Las embarcaciones de arrastre son de tamaño medio o grande, y están equipadas con potentes motores. Sus redes deben tener una amplitud de malla superior siempre a 4 cm y no podrán ser usadas nunca en fondos con una profundidad menor de 50 m. Su actividad se puede desarrollar durante cinco días a la semana, no pudiendo faenar más de doce horas diarias. Las especies que pescan deben tener una talla mínima para poder comercializarlas.

     Es un arte de pesca muy poco selectivo, que causa impacto en los fondos ricos en especies bentónicas no comestibles (algas, esponjas, cnidarios, etc.).

     La flota de pesca de arrastre representa el 14% de la flota pesquera de la Región, estando formada por 33 barcos repartidos desde Águilas con 12 pesqueros, Mazarrón con 9, Cartagena con 4 y San Pedro con 1. Las embarcaciones suelen ser de tamaño medio, unas 50 TRB y un motor de unos 300 HP, y su tripulación suele estar formada por 1 patrón, 1 maquinista y 2 o 3 marineros.

     Algunas de las especies que se pescan con este arte y se describen en el capítulo organismos marinos son los moluscos: Charonia nodifera, Pecten jacobaeus, Sepia officinalis y Octopus vulgaris. Los crustáceos: Squilla mantis, Nephrops norvegicus, Homarus gammarus, Palinurus elephas, Calappa granulata, Liocarcinus vernalis y Carcinus aestuarii. Los peces: Torpedo marmorata, Torpedo torpedo, Myliobatis aquila, Scyliorhinus canicula, Lophius piscatorius, Cephalocantus volitans, Mullus surmuletus, Pagellus erythrinus, Trachinus araneus, Uranoscopus scaber, Scorpaena scrofa, Scorpaena porcus, Trigloporus lastoviza.

Juan Carlos Calvín

Figura 4. Todavía con el copo en la cubierta del barco, se puede observar perfectamente la relinga superior con los flotadores (1) y la inferior con la cadena de lastre (2) - Juan Carlos Calvín

Figura 4. Todavía con el copo en la cubierta del barco, se puede observar perfectamente la relinga superior con los flotadores (1) y la inferior con la cadena de lastre (2)
Juan Carlos Calvín

Figura 6. Cerrando el copo antes de volverlo a lanzar al agua - Juan Carlos Calvín

Figura 6. Cerrando el copo antes de volverlo a lanzar al agua
Juan Carlos Calvín

Figura 7. Maquinilla de tracción con la que se lanza, arrastra y eleva el copo precedida por el rodillo donde se enrolla la malleta y el copo - Juan Carlos Calvín

Figura 7. Maquinilla de tracción con la que se lanza, arrastra y eleva el copo precedida por el rodillo donde se enrolla la malleta y el copo
Juan Carlos Calvín

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)