municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Algunos hongos II

El Valle (Murcia)

Pequeños cuerpos fructíferos -con forma de palillo de tambor- del hongo Tulostoma brumale
José Antonio López Espinosa

Monte público El Cigarrón (El Palmar-Murcia)

Estrella de tierra (Geastrum fimbriatum)
José Antonio López Espinosa

El Valle (Murcia)

Bajos del 'sombrero' del paxilo (Tapinella panuoides)
José Antonio López Espinosa

Puerto de la Cadena (Murcia)

Bajos del 'sombrero' del yesquero de los pinos (Gloeophyllum trabeum)
José Antonio López Espinosa

El Valle (Murcia)
Grande y destartalada seta del hongo Amanita ovoidea
José Antonio López Espinosa
 
Puerto de la Cadena (Murcia)
Himenio (bajos del sombrero) con agujas de Hydnellum concrescens
José Antonio López Espinosa



< Anterior


Hongos con cuerpo fructífero de forma distinta a una seta:

   Battarrea phalloides (B. stevenii): hongo cuyas fructificaciones pueden ser considerablemente grandes, con pie (estípite) largo, de hasta 50 cm, que eleva sobre el suelo un saco subesférico de esporas, que se liberan casi continuamente, incluso durante meses, una vez desprendida una efímera capa inicialmente protectora. En apariencia recuerda a una seta, aunque no lo es, como prueba que no es putrescible, y que la esporada se encuentra en la “cutícula del sombrero”. El color generalizado es ocre, amarranonado, ferruginoso, más claro en el pie, estriado, fibroso y escamoso. Aunque se ha detectado en distintos ambientes de El Valle (márgenes de camino en pinar, viejos olivares, entre albardines y escobillas), es bastante rara y puntual, como se ha indicado merecedora de ser incluida en las listas rojas de España y Europa, precisándose –además– en la bibliografía que “por su escasez debe ser una especie protegida, al igual que ciertas rapaces o el acebo en nuestro país”.

   Terfezia claveryi (Turma o trufa del desierto): especie micorrizógena con plantas de la familia cistáceas y del género Helianthemum (jarillas o turmeras, nombre común este último precisamente dado a las matas bajo las que se encuentra este hongo), cuya característica principal es la de presentar forma de patata o tubérculo irregular, completamente enterrado, estructura que integra numerosas fructificaciones globosas (ascos). El interior tiene carne (gleba) blanca o rosada, reticulada, y huele agradable. Comestible, muy apreciada y buscada.

   Rhizopogon roseolus (Patata de tierra): Hongo de cuerpo fructífero con forma de pequeño tubérculo o patata, superficial, que descansa sobre el suelo o está parcialmente enterrado, de 3-5 cm de longitud mayor. Característica de pinares, cerca de bojines (Suillus sp. pl.), cuando se encuentran en fructificación, con los que establece micorrizas. Comestible, pero sólo cuando la carne aún está apretada y es blanca.

   Pisolithus arhizus: extraño hongo cuyo cuerpo fructífero, de forma irregular y sin orden, que pronto se descompone o desintegra, podría definirse como masa apelmazada de esporas. Suele aparecer en suelos pobres con apenas vegetación, como por ejemplo en gravas del fondo de la Rambla del Cigarrón. Sin embargo, curiosamente, las esporas de esta denominada "seta boñiga" son de las  más utilizadas para micorrizar plantas, por la capacidad de resistencia a condiciones adversas que confieren a los plantones crecidos en suelo o sustrato donde se ha desarrollado el micelio del hongo.

   Lycoperdum molle (Cuesco de lobo): carpóforo de aspecto globoso, grisáceo, finamente ornamentado de diminutas espinas piramidales, muy cortas, abierto en el ápice por un estoma, desde donde se liberarán las esporas, de forma mecánica, con salpicadura de gotas de lluvia, o el roce tras el paso de algún animal. Pie corto, blanquecino, sólo visible si se desentierra el cuerpo fructífero. No comestible. Vinculado a zonas de pinar, principalmente.

   Geastrum sp. (Estrella de tierra): fructificaciones con base (exoperidio) rasgada o dividida, de segmentos triangulares, que dan aspecto general estrellado, sobre la que se desarrolla una estructura (endoperidio) globosa, ovoide, hinchada, que encierra miles de esporas, liberadas finalmente a través de un opérculo o agujero (peristoma). Pueden encontrarse en el Parque al menos dos especies, no comestibles.

   Tulostoma sp.: hongo de carpóforo pequeño, por lo general no mayor de 5 cm de altura, constituido por un pie o estípite que levanta del suelo una cabezuela casi esférica, de a lo sumo 1 cm de diámetro, que alberga las esporas, liberadas en la madurez, a través de un agujero o estoma. Aunque en el contexto peninsular pueden considerarse hongos raros, por su carácter termófilo, en el sureste ibérico –y en El Valle– es relativamente sencillo observarlos, entre pinocha y musgo, finalizando otoño y en invierno. En el Parque se ha detectado, al menos, T. brumale.

   Peziza sp: fructificaciones con forma de copa o cazoleta (apotecios), de margen irregular y algo revuelto hacia el interior de la estructura, en El Valle, por lo común, oscura, grisácea, casi negra, de coloración menos intensa en la parte externa. Se observan a modo de agregados (varios cuerpos fructíferos) sobre tierra, arenas o entre pequeños musgos, no mayores de 3 cm.

   Helvella leucomelaena (Orejotas): carpóforo  con forma de copa, de paredes algo carnosas y/o consistentes, y (si lo desenterramos) pie muy evidente, blanquecino en la base, con pliegues o nerviaciones características, que no se prolongan hacia la parte superior, más oscura, grisácea, de aproximadamente 3 cm de diámetro. Fructifica en invierno y primavera, con frecuencia apareciendo entre musgos, en pinares y sus orlas.

   Cyathus olla (Nido de pájaro): hongo de peculiar cuerpo fructífero, que recuerda a una copa o a un nido, por las estructuras redondeadas o con forma de disco (peridiolo) de su interior, que contienen las esporas; por debajo se encuentra un tejido enrollado preparado para disparar a éstas con el impacto de gotas de lluvia. Puede localizarse donde hay restos de madera, con frecuencia sobre pequeñas ramillas viejas caídas en el suelo.

   Clathrus ruber (rejas del diablo): hongo de cuerpo fructífero muy llamativo, por su aspecto inicial, de “huevo”, blanco, y enrejado, rojo, en la madurez, cuando además desprende pestilente olor a descomposición, que atrae a moscas (dispersión con vector, el insecto) y puede ser detectado incluso antes de encontrarlo.

   Ramaria curta (Ramaria apretada): cuerpo fructífero ramificado, con apariencia de coral, de habitualmente 3-10 cm de altura, con base más gruesa, pero corta, con frecuencia algo verdosa, y “ramas” apretadas, de longitud variable, las terminales más finas y cortas, de coloración pálida en la gama de amarillo o –principalmente– naranja. Crece entre acículas en descomposición de pinos, en sotobosque de pinares. No comestible.

Otros géneros y especies que pueden encontrarse sin dificultad: Clytocibe sp. pl. (entre estas Infundibulocybe mediterranea (Clitocybe gibba var. mediterranea)), Galerina sp., Hebeloma sp., Marasmius sp. pl., Russula delica (Pebrazo), otras Tricholoma sp. (como T. caligatum), etc.

    

José Antonio López Espinosa

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)