municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

ARTO, AZUFAIFO. Ziziphus lotus [Rhamnaceae]

Puerto de la Cadena

Detalle de la flor y hojas de arto (Ziziphus lotus)
José Antonio López Espinosa

Rambla de Nogalte (Puerto Lumbreras)

Frutos de arto o azufaifo (Ziziphus lotus)
José Antonio López Espinosa

El Cañarico (Alhama de Murcia)

Fruto (jínjole) y hojas del jinjolero (Ziziphus jujuba)
José Antonio López Espinosa

Parque Regional de Calnegre (Lorca)

Mariposa del azufaifo o laberinto (Tarucus theophrastus), una minúscula rareza que se alimenta y vuela cerca de arbustos de Ziziphus
José Antonio López Espinosa

Puertos de Santa Bárbara (Cartagena)
Arbusto de arto (Ziziphus lotus)
José Antonio López Espinosa
 
Monte de las Cenizas (Parque Regional de Calblanque)
Flor y hojas de arto negro (Maytenus senegalensis subsp. europaea)
José Antonio López Espinosa

    Arbusto grande y alto, con frecuencia de 2 m de altura, pudiendo alcanzar hasta más de 3 m, que habitualmente ocupa –en particular los ejemplares más longevos– amplias superficies, de muchos metros cuadrados. Tallos muy ramificados, fuertemente espinosos, con ramillas zigzagueantes, de color grisáceo. Hojas caducas, que caen en noviembre, con los primeros fríos intensos, de disposición alterna, con peciolo corto y forma ovada o elíptica, que presentan tres nervios principales claramente marcados, algo coriáceas y en número de 10 a 20 por ramilla, con estípulas espinosas, de dos tipos (rectas y curvadas). Flores axilares, solitarias o en inflorescencias de tipo cima, diminutas, no mayores de 5 mm de diámetro, apenas llamativas, amarillentas, de cinco piezas. Fruto de tipo drupa, de hasta 1,5 cm de longitud (a veces mayor), amarillo y parduzco en la madurez, con una única semilla.

Hábitat y distribución

   Ramblas y fondo de vaguadas, en terrenos pedregosos y secos, por lo general de escasa o nula pendiente; también en cultivos abandonados de antiguo e incluso márgenes de carreteras. Presenta distribución fragmentada, por las zonas más áridas de la región mediterránea, desde la Península Árabica, Sáhara septentrional y norte de África, hasta Sicilia y sureste de la Península Ibérica. En la Europa continental sólo se encuentra en las provincias de Almería, Murcia y Alicante, en el territorio más cálido y seco de España, principalmente desde levante almeriense hasta el suroeste de la Región (Águilas, Lorca, Puerto Lumbreras, etc.). Alcanza las sierras prelitorales murcianas en puntos muy concretos de Carrascoy, El Valle y su entorno, que constituyen junto a la reciente cita alicantina de Orihuela, en la cuneta de la autovía A-7, y las poblaciones sicilianas, el límite de distribución más al norte de la especie.

¿Dónde encontrarlo?

   Por ejemplo, muy cerca de la ciudad de Murcia, en el área recreativa El Valle Perdido del Parque Regional El Valle y Carrascoy, junto a la senda (muy marcada) que parte –hacia el oeste– desde el bar o “Quiosco El Valle Perdido”, a escasos 100 metros de éste. En los rellanos donde se plantaron unos pocos almendros, hoy prácticamente desaparecidos, pueden verse ejemplares singulares de arto (Ziziphus lotus), dos de ellos con porte muy notable y representativo.

  Otro buen lugar para observar la especie es la Rambla de Nogalte, en su tramo último desde Puerto Lumbreras, donde se encuentran diseminados numerosos ejemplares en el fondo del cauce, algunos de excepcionales dimensiones, con diámetros de 40 metros.

Observaciones

   Se trata de una planta fundamental en los paisajes más áridos del sureste de la Península Ibérica, especialmente para la fauna, pero también para la flora, porque es refugio para numerosas especies y crea un ambiente que además de proveer de recursos es menos severo que el entorno circundante, hasta tal punto que funciona prácticamente como un ecosistema de notable diversidad, siendo por tanto un buen ejemplo de lo que en ecología se define como “isla de recursos”.

   Especie protegida, incluida en la categoría "Vulnerable" en el Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia (Decreto 50/2003, BORM núm. 131), que además constituye y es elemento dominante de una vegetación abierta propia de climas desérticos, por su rareza y singularidad considerada hábitat de interés comunitario muy raro y prioritario en la Directiva 92/43/CEE o Directiva Hábitats, como “Matorrales arborescentes con Ziziphus” y código de hábitat 5220.

   Una especie próxima es el también azufaifo o –principalmente– jinjolero (Ziziphus jujuba), habitual en las huertas del sureste de España y relativamente muy común en los huertos de Murcia, donde incluso se ha naturalizado (y persiste tras el abandono), como arbolillos aislados o en grupos reducidos. El fruto del jinjolero, maduro al final del verano, es más grande, carnoso y sabroso que el del arto, motivo por el que se cultiva, siendo hasta una tradición o costumbre consumirlo durante Feria de Septiembre de Murcia, porque no falta en los puestos ambulantes, que venden los típicos cucuruchos de jínjoles.

   El arto negro (Maytenus senegalensis subsp. europaea) es otro arbusto parecido: silvestre, protegido y Vulnerable, que constituye matorrales (muy raros y puntuales) en las sierras de Cartagena, denominados artineras. Por su óptimo paleotropical y la climatología local actual, tendente a precipitaciones más escasas, que implican menor fructificación y regeneración poblacional de la especie, se ha sugerido una “extinción casi segura”, por parte de determinados ecólogos regionales.

   Finalmente, como curiosidad, mencionar a la mariposa del azufaifo o laberinto (Tarucus theophrastus), una minúscula rareza, en Europa exclusiva del sur de la Península Ibérica, que se alimenta y vuela cerca de arbustos de Ziziphus lotus. Pueden observarse ejemplares de esta mariposa en abril y sobre todo en verano (2ª generación, más abundante), hasta septiembre, en los municipios de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras, aunque también se ha citado en los de Cartagena y Murcia. Normalmente se encuentra posada o moviéndose entre los tallos y las hojas del arto por las mañanas y, cuando aprieta el calor, a primeras horas de la tarde, sobre las hierbas cercanas, o en el suelo, incluso con frecuencia reunidas en grupos.

José Antonio López Espinosa

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)