municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Las Rocas

Lutita (Pelita)

Bentonita. Colección del Dpto de Geología de la Univ. de Murcia

Bentonita. Colección del Dpto de Geología de la Univ. de Murcia
Francisco Guillén Mondéjar

Cantera de arcillas continentales del Cretácico inferior de la sierra de Moratillas (Yecla)

Cantera de arcillas continentales del Cretácico inferior de la sierra de Moratillas (Yecla)
Francisco Guillén

Areniscas y arcillas triásicas subbéticas de Molina de Segura, que originan didáctica discordancia con los conglomerados plio-cuaternarios suprayacentes

Areniscas y arcillas triásicas subbéticas de Molina de Segura, que originan didáctica discordancia con los conglomerados plio-cuaternarios suprayacentes
Antonio del Ramo

Arcilla continental cretácica que se utiliza para la elaboración de cerámica (Yecla) [Rocas]
Arcilla continental cretácica que se utiliza para la elaboración de cerámica (Yecla)
Antonio del Ramo

Clase:

Sedimentaria detrítica.

Descripción:

Roca compuesta por partículas de tamaño menor de 0'06 mm. Dentro de ellas se engloban las limolitas con partículas de tamaño comprendido entre 0,06 y 0,004 mm, y las arcillitas cuyo diámetro de partícula es menor de 0,004 mm.

Las arcillitas están compuestas fundamentalmente por filosilicatos (ilita, caolinita, clorita montmorillonita, sepiolita, etc.) y normalmente existen en ellas cierta cantidad de óxidos e hidróxidos de hierro, cuarzo, calcedonia, etc. Cuando no están muy compactadas se las denomina arcillas y se las reconoce fácilmente por su tacto suave, untuosidad y plasticidad al estar húmedas. Su color puede ser muy variable,  pero en la región predominan las tonalidades rojas o pardas por la presencia de óxidos de hierro.

Las limolitas poseen una composición semejante a las arcillitas, pero en ellas predominan los filosilicatos del grupo de las micas (ilita) y las partículas de cuarzo, calcedonia, y calcita. La distinción entre ambas es en ocasiones problemática, ya que suelen aparecer mezcladas (lutita), pero una limolita suele tener, estando húmeda, un tacto más áspero por su contenido en partículas silíceas y una baja plasticidad por la escasa proporción de minerales arcillosos como la caolinita y la montmorillonita. Cuando no están compactados y cementados se les denomina limos.

En los mapas geológicos de Murcia es común encontrar el término de argilita,  cuando se refieren a rocas constituidas por limos y arcillas  muy endurecidas de edad permo-triásica, que incluso pueden estar ligeramente metamorfizadas.

Ambiente de formación:

Las lutitas se localizan en ambientes sedimentarios acuosos, caracterizados por existir un nivel de energía muy bajo, como son: las llanuras de inundación de ríos; parte distales de abanicos aluviales; fondos de lagos y mares, etc. Los sedimentos de lutitas mezclados con agua se denominan genéricamente barros o lodos.

El viento con la generación de polvo produce una acumulación de lutitas que se denomina loess. Las acumulaciones de loess son importantes, cubren un 10 % de la superficie terrestre, especialmente en zonas semiáridas, desiertos y áreas glaciares. Depósitos importantes hay en China (donde alcanzan hasta 60 m de espesor), en los Estados Unidos, en Sudán y en Argentina.

Los procesos edafológicos y de meteorización química de rocas calizas generan acumulaciones de lutitas denominadas residuales La descalcificación de los relieves calizos generan acumulaciones denominadas 'terras rossas'  y suelos rojos como los que hay en el Campo de Cartagena y sierras de Carrascoy (Murcia)  y La Puerta (Moratalla). 

Localidades:

Las lutitas son muy abundantes en Murcia, existiendo afloramientos en todas las localidades de la región. Pero por su interés económico destacan los afloramientos de lutitas del Plioceno de la cuenca del Quipar, Mioceno superior-Plioceno de Lorca y Aledo, Oligoceno-Mioceno inferior del Prebético de Jumilla, el  Cretácico inferior y Eoceno-Oligoceno  del Prebético Interno de Moratalla, el Oligoceno-Mioceno del Circumbético de Mula, el Cretácico inferior del Prebético Externo de Yecla, las argilitas permotriásicas de Lorca y Totana, y las arcillas cuaternarias del Campo de Cartagena.

Son los sedimentos por excelencia de la llanura de inundación (vegas o huertas) de gran parte de los ríos murcianos, especialmente del Segura y es el sedimento más importante en las partes distales de abanicos aluviales y glacis que parten de los relieves montañosos de la región.

Usos:

La arcilla es un sedimento utilizado por el ser humano desde la prehistoria, como materia prima para objetos decorativos, de almacenamiento (tinajas y botijos), de preparación y consumo de alimentos (cazuelas de barro, platos, vasos y tazas) materiales de construcción (ladrillos, tejas, azulejos, sanitarios), aislantes (ladrillos y cerámicas refractarias). Algunos minerales de la arcilla son materias primas de gran relevancia en productos de farmacia y cosmética.

Existen unas arcillas especiales, ricas en filosilicatos que son capaces absorver líquidos y aumentar su volumen. Entre ellas destacan las bentonitas; arcillas ricas en esmectitas, con tacto jabonoso y  que muy a menudo proceden de la alteración de cenizas volcánicas. Se utilizan  como, lodos de perforación, lubricantes, absorbentes sanitarios de animales, material de sellado, etc. Desgraciadamente arcillas expansivas  son más conocidas por los daños que pueden causar sobre las construcciones que se asienten en ellas, al afectar a sus estructuras cuando se hinchan o contraen.

En la región de Murcia existe una larga e importante tradición artesanal que utiliza la arcillas como materia prima. Los alfareros de Totana, Lorca, Mula y Aledo; los belenistas de Murcia, Alcantarilla y Abarán  y los ceramistas de Totana y Aledo. Mención aparte merece la producción de baldosas cerámicas para pavimentos y revestimientos con la técnica árabe que aún se conserva cerca de Calasparra.

Otra utilización de las lutitas en Murcia, con gran importancia desde el punto de vista de la salud y turístico, es en balneoterapia y talasoterapia. En los principales balnearios de la región y en el Mar Menor se utilizan las arcillas mezcladas con el agua termal o marina para tratamientos como: reumatismos, artropatías, mialgias, neuralgias, secuelas de traumatismos osteoarticulares, luxaciones y tratamientos de belleza.

Antonio del Ramo
Francisco Guillén

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)