municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Las Rocas

Arenisca

Arenisca calcárea del Mioceno superior de Molina de Segura

Arenisca calcárea del Mioceno superior de Molina de Segura
Antonio del Ramo

Calcarenitas estratificadas del Puerto del Garruchal (Murcia)

Calcarenitas estratificadas del Puerto del Garruchal (Murcia)
Antonio del Ramo

Arenisca silícea triásica de Los Coloraos (Molina de Segura)

Arenisca silícea triásica de Los Coloraos (Molina de Segura)
Antonio del Ramo

Areniscas limosas pliocenas de La Carolina (Águilas) [Rocas]
Areniscas limosas pliocenas de La Carolina (Águilas)
Antonio del Ramo

Clase:

Sedimentaria detrítica.

Descripción:

Roca detrítica compuesta por partículas cuyo tamaño está comprendido entre 2 mm y 1/16 mm. Estas partículas son mayoritariamente minerales resistentes a la meteorización (cuarzo principalmente, micas, feldespatos y óxidos) y fragmentos de rocas. Cuando no están cementadas se denominan arenas.

Se clasifican atendiendo a la composición de sus granos (cuarzo, feldespatos y fragmentos de rocas) y al porcentaje de matriz que los engloba. Así son nombres comunes el de cuarciarenitas (areniscas de cuarzo), arcosas (areniscas de feldespatos), grauvacas (rocas con más del 15 % de matriz) y litarenitas (rocas formadas por fragmentos de rocas). Estás últimas tienen nombres específicos que denotan el tipo de fragmentos de rocas como las calcarenitas (areniscas formadas por fragmentos de rocas carbonatadas).

Se reconocen fácilmente, por que su aspecto es el de una arena de playa cuyos granos están cementados. Su tacto es áspero y recuerda al de la lija. Su color es muy variable en función de la naturaleza de los granos, del cemento y del ambiente sedimentario donde se originaron.

En Murcia la mayor parte de las areniscas tienen una composición carbonatada; sus granos y cemento suelen ser de carbonato cálcico (calcarenitas), ya que proceden de la erosión de rocas calizas. Pero podemos encontrar areniscas silíceas e incluso formadas por granos de yeso (gypsiarenitas).

Las areniscas carbonatadas suelen tener coloraciones pardas o amarillentas y efervecen con HCl al 10 % en frío y pueden contener fósiles marinos o más raramente continentales. Las areniscas silíceas suelen ser rojas o verdosas (areniscas triásicas), no efervecen con HCl y en Murcia no suelen contener fósiles, salvo algunas pistas o galerías de invertebrados continentales. En otras comunidades han sido localizadas icnitas (huellas) de grandes reptiles.

Ambiente de formación:

Las arenas, que dan lugar tras su cementación a las areniscas, pueden proceder y acumularse en numerosos ambientes sedimentarios; abanicos aluviales, ramblas, ríos, lagos, zonas litorales, fondos marinos, desiertos, etc. Los principales agentes de transporte de los granos de arena son el agua, el viento y los movimientos en masa por gravedad en ambientes subaéreos o subacuosos.

Localidades:

A pesar de su abundancia, las areniscas no suelen dar lugar a grandes formaciones rocosas, ya que suelen estar intercaladas entre otras rocas detríticas de mayor o menor tamaño de cantos, conglomerados, margas y arcillas respectivamente. En lugares donde el viento y/o la haloclastia son importantes agentes geológicos, dan lugar a tafonis, panales de abeja, rocas en seta, etc., como se puede observar en el Estrecho de la Agualeja (Aledo), Rambla del Pocico (Sangonera la Verde), Ciudad Encantada de Bolnuevo (Mazarrón), etc.

Cuando los estratos de arenisca poseen cierta inclinación y aparecen intercalados entre margas dan lugar a paisajes en cuesta (Molina de Segura, Fortuna, Abanilla, Ulea, Blanca, Mula, Lorca, etc.). Si los estratos están verticales, originan modelados en cresta (Sierra de la Espada, Molina de Segura).

Usos:

Las areniscas carbonatadas se han explotado desde tiempos ancestrales para la construcción de las edificaciones históricas (castillos, iglesias, catedrales, puentes, etc.). Ya en época romana existían diversas canteras en la región para el aprovechamiento de estas rocas en forma de sillares, como son las canteras romanas del paraje de Canteras en Cartagena o del Estrecho de la Encarnación en Caravaca y, posiblemente, algunas de Molina de Segura.

Otros restos de la actividad canteril sobre afloramientos de arenisca, los tenemos en la falda de la Sierra de Carrascoy, en diversos lugares de Molina de Segura (Comala, paraje de las Canteras, etc.), en la rambla de las Canteras y sierra de Peña Rubia en Lorca, al sur de Bolnuevo en Mazarrón, etc. Su aprovechamiento como roca ornamental en la región se mantiene hoy día en algunas zonas como en las canteras de la piedra de Abarán o Moratalla.

En menor medida, también existen pequeñas canteras que han explotado las areniscas silíceas triásicas o permotriásicas, como áridos, aislante, rellenos o para su adicción a arcillas de uso industrial.

Antonio del Ramo
Francisco Guillén

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)