municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Rambla de Perea

Panorámica del valle agrícola de Mula, limitado por los relieves calizos del Eoceno

Panorámica del valle agrícola de Mula, limitado por los relieves calizos del Eoceno
Francisco Guillén Mondéjar

Detalle del mirador. Desde aquí las vistas son magníficas del entorno del pueblo de Mula

Detalle del mirador. Desde aquí las vistas son magníficas del entorno del pueblo de Mula
Francisco Guillén Mondéjar

Panorámica de los materiales maláguides del Eoceno que forman las escamas tectónicas de Mula. Al fondo, tras el castillo, se observa el núcleo de un anticlinal

Panorámica de los materiales maláguides del Eoceno que forman las escamas tectónicas de Mula. Al fondo, tras el castillo, se observa el núcleo de un anticlinal
Francisco Guillén Mondéjar

     De camino hacia la cabecera de la rambla de Perea, merece la pena hacer un alto en el camino, cerca del yacimiento arqueológico de los Villaricos, y acercarse a una atalaya natural acondicionada como mirador. Aquí se contemplará una panorámica de otra zona de interés geológico; el pueblo de Mula, con su castillo, y el pantano de la Cierva.

     Se observa un espectáculo paisajístico, donde se entrecruzan los cultivos del valle de Mula, el encajamiento del río Mula, la presa del pantano de la Cierva, y una alineación montañosa que sustenta el castillo. Estos montes están formados por rocas terciarias maláguides de las escamas tectónicas de Mula, destacando los resaltes que generan las calizas paleógenas, las cuales aparecen intercaladas entre otras litologías más erosionables (margas, areniscas, etc.). Este conjunto litológico esta afectado por fallas inversas paralelas a la dirección de los estratos, así como el núcleo de un anticlinal seccionado por fallas normales, sobre el que se sitúa el castillo de Mula.

     El mirador se ha realizado sobre un paquete, de varios metros de potencia, de calcarenitas bioclásticas marinas del Tortoniense superior, presentes en la rambla de Perea (unidad III). Aquí estas calcarenitas son ricas en fósiles característicos de mares cálidos, destacando por su abundancia y facilidad de identificación los géneros: Ostrea, Pecten, Chlamys, Amusium, Conus, Cerithium, Clypeaster y Balanus, así como serpúlidos, colonias de briozoos y numerosos rodolitos de algas calcáreas. Estos sedimentos originan una losa horizontal que descansa discordantemente sobre unas margas rojas y areniscas continentales del Oligoceno superior-Mioceno inferior, de la denominada formación del Río Pliego (Martín-Martín, 1996).

     Otras vistas panorámicas excelentes desde la Majada de las Vacas, ascendiendo por el camino denominado el Cordel de la Huerta. Hacia el oeste tenemos el pantano de la Cierva divagando sobre las rocas paleógenas. Al este, si nos acercamos a la caída del canal del Taibilla, se observará toda la cabecera meandriforme de la rambla de Perea.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)