municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Estrecho de la Encarnación

Esquema geológico sintético del Estrecho de la Encarnación

Esquema geológico sintético del Estrecho de la Encarnación
A. del Ramo

 
Las calcarenitas proceden de sedimentos costeros por lo que presentan gran variedad de fósiles marinos. Se puede observar bivalvos, braquiópodos, equinodermos y colonias redondeadas de briozoos

Las calcarenitas proceden de sedimentos costeros por lo que presentan gran variedad de fósiles marinos. Se puede observar bivalvos, braquiópodos, equinodermos y colonias redondeadas de briozoos
A. del Ramo

 
Panorámica de las calcarenitas y margas tortonienses, rocas marinas del Mioceno superior. Obsérvese los abrigos existentes en las primeras
Panorámica de las calcarenitas y margas tortonienses, rocas marinas del Mioceno superior. Obsérvese los abrigos existentes en las primeras
A. del Ramo
 
Detalle de las margas cretácicas donde se observan conchas de ammonites piritizados
Detalle de las margas cretácicas donde se observan conchas de ammonites piritizados
A. del Ramo

    La Geología de esta zona presenta una geodiversidad digna de consideración. Aquí aparecen litologías sedimentarias diversas como: calizas, margocalizas, margas, calcarenitas, travertinos, materiales detríticos, caliches y calizas lacustres, etc., de edades comprendidas entre el Jurásico y el Cuaternario, que se formaron en medios sedimentarios marinos, de transición y continentales (figura 2).

    Las estructuras sedimentarias también son variadas y abundantes, entre las que destacan diversos tipos de laminaciones en materiales calcareníticos del Terciario y numerosas discordancias. Son comunes los restos fósiles de cefalópodos en rocas formadas en ambientes pelágicos del Jurásico y del Cretácico y de moluscos (ostreidos y pectínidos, entre otros), equinodermos, crustáceos e icnofósiles (bioturbaciones, perforaciones, etc.) en sedimentos litorales neógenos.

    La tectónica también ha dejado su huella con numerosas fracturas, así como, pliegues y cabalgamientos que condicionarían los procesos erosivos que han modelado el relieve, dando morfologías muy didácticas y de gran belleza, como el propio estrecho de la Encarnación con sus paredes salpicadas de taffonis cuevas, o los lapiaces de las calizas jurásicas.

    La variabilidad litológica unida al resto de agentes físicos y biológicos ha propiciado la existencia de distintas unidades taxonómicas de suelos: fluvisoles en los sedimentos cuaternarios del Río Quipar; regosoles en las margas terciarias y cretácicas, calcisoles en los sedimentos detríticos plio-cuaternarios; leptosoles en las calcarenitas terciarias y calizas jurásicas y luvisoles en las arcillas de descalcificación de las calizas jurasicas.

    La geología ambiental, desde el punto de vista patrimonial, también está presente en la zona. Además de fenómenos de desprendimientos, las calcarenitas terciarias constituyen un acuífero en forma de sinforme muy abierto cuyo núcleo está constituido por los sedimentos plio-cuaternarios impermeables. Por sus dimensiones, es un ejemplo muy didáctico para explicar las partes de un acuífero y sus modos de explotación. Desde este punto de vista el patrimonio minero es también importante, ya que existen en la zona canteras romanas que han explotado estas calcarenitas para realizar el templo aquí presente.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)