municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Arbustos

Marchamalo (Cartagena)

Hábito de la palera o chumbera (Opuntia maxima)
José Antonio López Espinosa

Marchamalo

Detalle de las "palas", los tallos modificados o cladodios de la palera o chumbera (Opuntia maxima)
José Antonio López Espinosa

Puerto de la Cadena (Murcia)

Detalle de la "lana" blanca sobre la palera (Opuntia maxima) donde se encuentra la cochinilla algodonosa
José Antonio López Espinosa

Puerto de la Cadena (Murcia)

Palera o chumbera (Opuntia maxima) severamente afectada por cochinilla algodonosa
José Antonio López Espinosa

El Cigarrón-El Palmar

Grupo de paleras o chumberas (Opuntia maxima)
José Antonio López Espinosa

El Cigarrón-El Palmar

Flor de Opuntia subulata
José Antonio López Espinosa

El Cañarico
Flor de la palera o chumbera (Opuntia maxima)
José Antonio López Espinosa
 
Baños de Mula
Higo chumbo o de pala
José Antonio López Espinosa

   Cactus de hasta 2 metros de altura. Tallos de ramificación dicotómica, con forma de "pala", aplanados, suculentos, verdes y fotosintéticos. Hojas reducidas a espinas, cortas y muy finas (a veces más robustas y largas), de hasta 0,5 cm de largo. Flores amarillas, de hasta 6 cm de diámetro, con petalos y estambres muy numerosos, ovarío ínfero. Fruto tipo baya, el higo chumbo o de pala.

Ecología

Laderas soleadas, en territorios muy térmicos. Muy bien adaptada a las condiciones ambientales de nuestra región, puntualmente subespontánea. De forma general se encuentra plantada en las inmediaciones de casas de campo. Florece en primavera, a mediados de junio, los frutos maduran a lo largo del verano.

Distribución

Especie introducida de Ámerica central, donde además de ser autóctona tambien se planta en las proximidades de las casas. Se presenta ampliamente distribuida por la Región Mediterránea de la Europa más cálida. En la Región de Murcia se presenta en la mitad sur provincial y vega del Segura, también en el Altiplano y Noroeste, haciendose cada vez más rara en el interior. Piso termo hasta mesomediterráneo, ombrótipo semiárido y seco.

¿Dónde encontrarlo?

En la comarca del Alto Guadalentín (Lorca y Puerto Lumbreras) es frecuente ver paleras plantadas junto a las casas. Es una imágen típica de los caseríos de esta zona, tradición que se encuentra extendida en la Región,  por lo que podemos verla en cualquier rincón de nuestra tierra.

Observaciones

   Especie muy valorada por sus frutos, los higos chumbos de pala, que se venden incluso en la frutería del Corte Inglés. Su recolección está muy extendida, los que se encuentran más altos suelen recogerse con una caña, que lleva atado en su extremo un recipiente en donde cabe exactamente el higo, con frecuencia se emplea un bote de refresco abierto. Con guantes o una tenazas de brasero se manipulan en el suelo, junto a las paleras, frotandolos con ramas de escobillas (Salsola genistoides) o albardín (Lygeum spartum), para eliminar la mayor parte de las espinas que recubren al fruto, despues suelen lavarse con agua.

   Si se limpian las paleras de higos en los días de San Antonio (13 de Junio) y San Juan (24 de Junio) estas produciran fruto en pleno invierno, al parecer mucho mejores que los de verano. Hay algo de superstición con hacerlo exactamente en esos días, pero unos antes o despues producen los mismos resultados.

   Un cactus del mismo género, Opuntia subulata (véase Galería de Fotos), da lugar a interesantes naturalizaciones en la Región. Como las paleras, forma grupos bastante extensos y altos, pero en este caso completamente escapados del control e interés humano. Además, no se obtiene ningun aprovechamiento de esta planta, más que ornamental (en desuso) y sujección de taludes (poco utilizado). Presenta tallos cilindricos y espinas mayores y más rígidas, con flores rojas prácticamente identicas a las de palera. Opuntia rosea, de tallos cilindricos extrechos, fuertemente armados, de espinas muy largas y rígidas, llegó a resultar un grave problema en la vecina localidad alicantina de Orihuela, para frenar su rápida expansión se tuvieron que tomar medidas para su erradicación definitiva.

   La cochinilla del carmín (Dactylopius sp.), originaria de America central, se detecta por primera vez en la Península Ibérica en Murcia, durante 2007. Desde entonces este insecto, concretamente su larva, recubierta y protegida por una estructura blanca y “algodonosa”, se ha convertido en una plaga muy agresiva que ha sido capaz, en muy pocos años, de acabar con numerosos grupos de paleras plantadas junto a casas de los campos murcianos, modificando con su desaparición el paisaje vegetal humanizado tradicional de la Región.

José Antonio López Espinosa

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)