municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Nutria (Lutra lutra). Familia MUSTELIDAE

Nutria (Lutra lutra)

Nutria (Lutra lutra)
Murcia enclave ambiental

Huella de nutria común a las pocas horas

Huella de nutria común a las pocas horas

Nutria (Lutra lutra)

Nutria (Lutra lutra)
Murcia enclave ambiental

Nutria nadando

Nutria nadando
Murcia enclave ambiental

Ver vídeo(Se abre en otra ventana)
Cría de nutrias en cautividad
Nutria erguida
Nutria erguida
Murcia enclave ambiental
 
Nutria [Murcia enclave ambiental].jpg
Nutria

La nutria, indicadora de aguas limpias

Descripción

     El cuerpo de la nutria es grande, esbelto y ligeramente aplanado. Mide entre 59 y 85 cm, a lo que hay que añadir la cola, que es ancha en la base y afilada en el extremo. Tiene unas patas cortas y entre sus dedos existe una membrana interdigital (especie de tejido que une los dedos) que ocupa toda su longitud.

     El pelo es lustroso, espeso e impermeable, el color en la espalda es pardo oscuro, más intenso en el lomo que en las extremidades, y en el vientre es gris, menos en la garganta que es de color blanco sucio. Los machos suelen ser de mayor envergadura que las hembras. Las nutrias suelen vivir entre ocho y quince años.

Hábitat

     Su hábitat preferido está situado en las orillas de los ríos bordeadas por bosques, vegetación espesa o paredes de piedra. Le gustan las aguas cristalinas con fondos pedregosos. Su madriguera suele estar ubicada al borde del agua, aprovechando cuevas naturales, madrigueras abandonadas, entre la maleza de las isletas de los ríos, etc. y disponen de una abertura para mantener ventilada la guarida. El suelo del nido suele estar compuesto por hierba seca, o bien con musgo y hojas. En ellas se suelen encontrar deyecciones, y si hay crías dentro, tienen un olor desagradable y penetrante. Fuera del periodo de cría, la nutria no tiene domicilio fijo, valiéndose de diversos refugios temporales para descansar o pasar algunas noches. El nido de cría suele situarlo en arroyos laterales, protegidos de una posible crecida del río.

Alimentación y costumbres

     Su dieta está compuesta principalmente por peces, y en menor medida por ratas de agua, gusanos, escarabajos de agua, caracoles, cangrejos, ranas, culebras, anguilas, insectos, aves acuáticas con sus polluelos y puestas, y también alguna fruta. Las nutrias normalmente están activas desde el atardecer hasta el amanecer, pudiendo ser observada durante el día en lugares no frecuentados por el hombre. Comienzan su actividad al oscurecer, al salir se asean mediante fuertes roces contra alguna superficie áspera. Cuando está fuera del agua se desplaza a saltos, lentamente, y por el río, va haciendo zigzag de una orilla a otra, jugando constantemente. Es una gran nadadora y buceadora; puede permanecer hasta 3 minutos dentro del agua, siendo lo normal que realice unas inmersiones de 30 segundos.

Distribución geográfica

     Se distribuye por la mayor parte de Europa y Asia, sin llegar a superar el Círculo Polar por el norte ni Arabia, el subcontinente indio y las grandes islas del sudeste asiático por el sur. En África está presente en Marruecos, norte de Argelia y Túnez. En la península se distribuye de forma casi continua por la mitad occidental, siendo escasa sólo en las zonas secas y mesetarias de estos lugares. En la mitad este es escasa, siendo más abundante en el cuadrante noreste, destacando dos grupos aislados de importancia, uno en Pirineos y otro en el nordeste de Teruel y zonas próximas; las cabeceras de los ríos Ebro, Tajo, Júcar, Turia, Segura y Guadalquivir están en contacto con el resto de la población, existiendo además pequeños núcleos aislados en el río Palancia (Castellón) y Júcar (Albacete y Valencia).

     En Murcia la población de nutria más importante es la del río Segura, donde se encuentra en situación estable. Sin embargo ha desaparecido de aquellos cursos fluviales más alterados.

Amenazas

     Una de las principales amenazas de la especie es la contaminación de los ríos, ya sea orgánica, que provoca la eutrofización de las aguas; o química, donde habría que destacar los productos muy persitentes, como los organoclorados de origen industrial (PCBs), plaguicidas (DDTs, heptacloros, etc.) y los metales pesados. Otra de las amenazas importantes es la destrucción del hábitat, provocada por canalizaciones, extracciones de áridos, embalses, talas de vegetación de ribera, y en general, cualquier actuación que afecte a la estructura de los márgenes y el lecho de los ríos, que suponen la pérdida de zonas de refugio, cría y alimentación, al tiempo que contribuye al aislamiento de sus poblaciones.

     Por otro lado, la escasez de agua debida a factores naturales como sequía y erosión, o a factores artificiales como sobreexplotación de los recursos hídricos (embalses, azudes, minicentrales, derivaciones y desviaciones de cauces, etc) suponen cambios en las comunidades acuáticas o falta de autodepuración de las aguas, e inciden negativamente en la supervivencia de la especie. Se ha constatado la ausencia de nutria en ríos cuando su caudal se ha reducido por debajo de 1 m3/seg.

     La mortandad causada directamente por el hombre, ya sea ilegal (furtivismo, etc) o accidental (atropello, etc) no constituye actualmente una de las causas importantes de regresión.

Medidas de conservación

     Las medidas propuestas son la persecución del furtivismo, la conservación del hábitat, sobre todo evitar la contaminación de los ríos y proteger las riberas y eliminación de barreras artificiales, la correcta gestión del uso del agua: control de regadíos, canalizaciones, etc., la realización de campañas de divulgación y sensibilización, la aplicación de la legislación de impacto ambiental en las obras que se realicen en los cursos y masas de agua, la construcción de depuradores que reduzcan los vertidos contaminantes a los ríos, el mantenimiento del caudal ecológico de los ríos, el establecimiento de espacios protegidos que engloben los mejores hábitats ocupados por la nutria y la construcción de pasos en carreteras y embalses.

Figuras de protección

     La nutria (Lutra lutra) está considerada de "interés especial" por el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas. Por su parte la Directiva Hábitats (92/43/CEE) la incluye en los anejos II y IV, correspondientes respectivamente a las "especies animales y vegetales de interés comunitario, para cuya conservación es necesario designar zonas especiales de Conservación" y "especies animales y vegetales de interés comunitario que requieren una protección estricta". Incluida como especie vulnerable en el Libro Rojo de los Vertebrados Españoles publicado por ICONA en 1992. Está catalogada como de "interés especial".

     Protegida por el Convenio Internacional CITES, en el cual se cataloga como de inminente extinción a causa del comercio por lo que lo prohíbe explícitamente. También aparece recogida en el Anexo II del Convenio de Berna, entre los animales cuyo peligro de extinción es grave y requiere especiales cuidados para su recuperación.

Murcia en clave
ambiental Nº 6 en PDF

Murcia en clave ambiental Nº 6 en PDF

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)