municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Fauna de la Región de Murcia

Pardillo común (Carduelis cannabina). Familia FRINGILLIDAE

     El pardillo común es de tamaño similar al del jilguero, alcanzando los 12-14 cm de longitud. El dorso es pardo rojizo, con el pecho rayado en el invierno tanto en los machos como en las hembras. Tienen el pico corto y cónico, típico de los fringílidos, y el aspecto general del plumaje es de color pardo oscuro. De ahí su nombre vulgar. Los machos adultos, durante la primavera y el verano, ostentan la frente y el pecho manchados de color rojo carmín, que pueden llegar a conservar, aunque muy apagado, en el invierno.

     La cabeza es de color pardo grisáceo, y las alas de tonos acastañados, presentan las plumas externas más oscuras y una franja alar blanca. Las hembras y los inmaduros tienen un plumaje pardo muy poco llamativo. La cola aparece escotada (haciendo una V) con las plumas de los lados blancas.

Hábitat y Distribución

     Se distribuye por toda Europa, oeste de Asia y una estrecha franja costera norteafricana. El pardillo es uno de los fringílidos más abundantes de nuestros campos, siendo su estatus sedentario, si bien recibe aportes importantes de ejemplares invernantes. Se le puede encontrar en todo tipo de hábitats: matorral, bosques abiertos, parques periurbanos, saladares, cultivos, etc.

     En la Región de Murcia podemos observar al pardillo común en cualquier punto de su geografía, desde la huerta y el litoral, a la alta montaña de Revolcadores. Si bien es frecuente en eriales.

Costumbres y Alimentación

     Es de costumbres gregarias, principalmente durante el invierno, en que se une a otras especies de fringílidos, como los jilgueros, para optimizar la búsqueda de alimento y hacer mejor frente a la depredación. En la época de reproducción se forman las parejas y se rompen los bandos. Los machos cantan desde posaderos próximos al nido emitiendo su típico reclamo acompañado de gorjeos. Suele entonces exhibir su coloración roja de cabeza y pecho, ahuecando las plumas tintadas, y extiende la cola abierta para que se vean las rectrices externas blancas.

     Se alimenta casi exclusivamente de semillas de plantas de las mal llamadas “malas hierbas”, como crucíferas, quenopodiáceas, poligonáceas, etc. que se encuentran principalmente en eriales y barbechos, o en los márgenes de cultivos, caminos y carreteras. En la época de reproducción también llega a capturar larvas de insectos para cebar a los pollos.

Protección y Conservación

     Pese a tratarse de un pájaro abundante, se desconocen las fluctuaciones de su población que, en décadas anteriores, casi llegó a desaparecer de la Península Ibérica. Está permitida su captura como ave de jaula, con los permisos y licencias correspondientes, si bien el canto no es tan atractivo como el de otras especies, siendo el color rojo del pecho y la cabeza lo más atractivo.

Curiosidades

     Como “pardillo” en el diccionario de la R.A.E. vienen las acepciones de “aldeano, palurdo…” o bien “persona incauta, que se deja engañar fácilmente”, pero el nombre de este pájaro viene más bien de la coloración general parda de su plumaje.

Vicente Hernández Gil

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)