municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Fauna de la Región de Murcia

Correlimos común (Calidris alpina). Familia SCOLOPACIDAE

Correlimos común

Correlimos común
Vicente Hernández Gil

Correlimos común

Correlimos común
Vicente Hernández Gil

Ver vídeo(Se abre en otra ventana)
Correlimos común
Correlimos común
Correlimos común
Vicente Hernández Gil

Descripción

     Con un tamaño de unos 20 cm, el Correlimos común se distingue de otros limícolas en verano por una gran mancha ventral negra, que destaca sobre un fondo claro. El dorso se presenta pardo, listado de negro, pasando a ser grisáceo en invierno, época en la que pierde dicha mancha negra, y adquiere un aspecto más anónimo.

     El pico, ligeramente curvado hacia abajo, también es distintivo de esta especie.

Hábitat y distribución

     Al correlimos podemos verlo en las zonas litorales de toda Europa, hasta África, donde pasa los inviernos formando enormes bandadas en su litoral al atlántico. Aparece por la península ibérica como invernante, más abundante en estuarios, zonas mareales, marismas, etc. En Murcia podemos identificar a esta especie en las playas arenosas del litoral mediterráneo, como las de San Pedro del Pinatar, Calblanque, Carmolí y del Mar Menor, así como en charcas salineras, etc.

Costumbres y alimentación

     Los correlimos son un grupo que comprende muchas especies de los llamados "limícolas". Altamente gregarios, migran, se desplazan, se alimentan, o crían, siempre en grupo. Salen volando a ras de agua, distinguiéndose entonces en ellos una franja alar blanca, así como los lados del obispillo, blancos, que los distingue de otras especies de correlimos.

     Se alimentan de todos los moluscos, crustáceos, gusanos... que alcanzan hasta dónde llega el tamaño de su pico.

Protección y conservación

     No presentan estatus de amenaza en nuestra región, por presentarse tan sólo en invierno y en bajo número. Aunque pueden verse en verano ejemplares no reproductores, la conservación de humedales litorales, en el caso de las aves limícolas, es esencial para su supervivencia, pues si bien no cría, y apenas invernan ejemplares, son imprescindibles para sus desplazamientos, como áreas de descanso y alimentación.

     La progresiva degradación y desaparición de salinas litorales y de tramos de playas arenosas, incide negativamente en su conservación.

Curiosidades

     Se les llama coloquialmente, junto al grupo de los Chorlitejos, "correplayas", por la costumbre que tienen de recorrerlas en busca de alimento.

Vicente Hernández Gil

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)