municipios - poblaciones Inicio Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

Historia del Ciclismo

Totana c. 1910 [Ciclismo]
Totana c. 1910

 Primeras Aventuras

Las primeras aventuras ciclísticas en la Región pudieran antojarse juegos de niños probándose a si mismos o intentando demostrar de lo que podían ser capaces, ellos, y el propio y novedoso artilugio.  La primera referencia hallada a este respecto se remonta a mayo de 1882 cuando dos velocipedistas de Murcia apostaron si era posible viajar hasta Archena y volver en tres horas y media.  Para probarlo, uno salió de la plaza de Jofré, a las 5'30 horas de la mañana, llegó a Archena a las 7 horas y regresó a la capital a las 8'45h.  Este tiempo incluía la parada para el refrigerio, la búsqueda en Archena de la persona que debía acreditar la llegada.  Pero, sin lugar a dudas, la mayor empresa de aquellos años fue protagonizada por un lorquino en abril de 1887.  Se trataba de un tal Zuzuarregui al que acompañaba, en calidad de ayudante, Ribera; ambos se propusieron toda una hazaña y lograron culminarla con éxito logrando ser los primeros velocipedistas que cruzaron Los Pirineos.  El primero de ellos nació en Madrid en 1862 pero se afincó con sus padres en Lorca en el número 27 de la calle Corredera. En esta soleada ciudad contrajo matrimonio con la jovencísima Soledad Romero Eytiel, en 1885.  Con ella tuvo dos hijos, José y Buenaventura.  Su hazaña ciclista tiene lugar cuando contaba 25 años de edad; posteriormente, entre 1890 y 1894 ocupó una concejalía del ayuntamiento lorquino.

Tras aquél enorme éxito de repercusión nacional,  en abril volvían a las páginas de prensa que se hacía eco de su regreso a Totana y su visita a Alhama desde donde partirían en sus máquinas envueltos en todo un séquito de ciclistas murcianos rumbo a la capital.

En febrero y marzo de 1890 diversos velocipedistas de Murcia organizaron rutas a Lorca 'en sus caballitos de acero', vía Totana.  Entre ellos estaban Diego Marín Pareja; Pedro Buitrago Julia; Manuel Biedma y Antonio Martínez.  Ese año José Cayuela y Bautista Martínez abrieron la ruta Totana-Huercal Overa-Totana.  Pero el recorrido programado en 1893 era mucho más completo y ambicioso; lo organizó Francisco Martínez Herrero y su desarrollo   era: Murcia, Lorca, Aguilas, Mazarrón, Cartagena y Alicante.   

Carrera de 1874 [Ciclismo]
Carrera de 1874

Cuando en abril de 1894 los velocipedistas de Bilbao decidieron dar la vuelta a España pasando por Murcia, nuestro conocido ciclista Antonio Avilés Rocamora les salió al encuentro en Alicante y los acompañó hasta Almería.

Aunque menos dura, también fue noticia la de junio de 1895 cuyo recorrido sería Murcia-Orihuela-Murcia o el reto emprendido el 23  de aquel mismo mes por un grupo de Albacete que salió a las 4 de la mañana para llegar a la ciudad de Murcia donde instalaron la línea de meta.  Llegó el primero un tal Francisco Escobar después de invertir ocho horas y cuarenta minutos en el recorrido.  En cualquier caso, la aventura más larga 'sin discusión alguna- fue protagonizada por el cartagenero José Fernández Alarcón quien en 1897 se atrevió a llegar hasta Madrid y vuelta con una máquina Dayton.

Después de semejante alarde, sólo de aventurilla lúdica puede calificarse la iniciativa de un nutrido grupo de ciclistas cartageneros que en 1897 se propusieron acudir en bicicleta a las corridas de toros de la Feriade Septiembre en Murcia.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)