municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Tom Thompson

Luís Pardo, presidente del Real Murcia

Luís Pardo, presidente del Real Murcia

Nicolás Ortega Lorca

Nicolás Ortega Lorca

Marcos, centrocampista del Real Murcia

Marcos, centrocampista del Real Murcia

El portero del Natación bloca un balón en el partido en el que debutó Thompson
El portero del Natación bloca un balón en el partido en el que debutó Thompson

El primer entrenador conocido del Real Murcia (cuando este equipo se denominaba Levante) fue Atanasio Abellán Ibáñez, un ex jugador del Murcia Foot Ball Club que entrenó al equipo en 1920. Desde entonces, y hasta noviembre de 1924, parece ser que el Real Murcia careció de entrenador, circunstancia curiosa, pues equipos mucho más modestos (por ejemplo, el Deportivo Muleño) sí contaban con un técnico encargado de imponer una cierta organización entre los componentes de la plantilla.

Thomas Norman Thompson tenía 30 años cuando llegó a Murcia el 11 de noviembre de 1924. La Junta Directiva del Real Murcia, previamente informada de la estancia temporal en la ciudad de un futbolista inglés que había militado en un equipo de Primera División, se puso en contacto con él para ficharle. Dada la gran tradición futbolística que existía en Inglaterra, Luís Pardo, presidente del equipo pimentonero, creyó que este jugador era el idóneo para desempeñar la función de entrenador del equipo. Si el fútbol en España estaba dando sus primeros pasos (aún no existía la competición de liga), en Inglaterra la final de la copa podía llegar a registrar una entrada superior a 100.000 espectadores. El objetivo era que Thompson enseñara sus conocimientos a los jugadores murcianistas. El concepto de entrenador en esta época no implicaba el de ser un "alineador". Por tanto, el inglés se limitaba a dirigir los entrenamientos, pero no hacía las alineaciones, en cuya confección participaban la Junta Directiva y los propios jugadores.

Debut accidentado

El fichaje de Thompson fue recibido con expectación e ilusión, pues su procedencia hacía albergar esperanzas de que el equipo diera un salto de calidad. El primer partido en el que realizó las funciones de entrenador se celebró el 23 de noviembre y enfrentó al Real Murcia y al Deportivo Murciano en el campo de La Torre de la Marquesa. Este encuentro estuvo pleno de incorrecciones y de acciones antideportivas. La gota que colmó el vaso fue que el Deportivo Murciano, disconforme por la actuación del colegiado del encuentro, el que sería futuro presidente de la Asociación de la Prensa, Nicolás Ortega Lorca, se retiró al vestuario tras sufrir la expulsión de Villaplana.

Como la situación parecía no tener remedio, los jugadores del Real Murcia abandonaron el terreno de juego. Finalmente, los dos conjuntos llegaron a un acuerdo para seguir jugando, pero dos jugadores del Real Murcia ya se habían marchado del recinto deportivo. De modo que el partido se reanudó con 9 jugadores por parte del Real Murcia y 10 del Deportivo Murciano. Además los pimentoneros sufrieron las expulsiones de Baeza y Almansa, por lo que acabaron el encuentro con siete jugadores. Aún así ganaron por 1-0 gracias al gol conseguido por Ricardín.

Partido histórico

El 7 de diciembre se produjo del debut de Thompson como jugador del Real Murcia en un encuentro que enfrentó al equipo murcianista y al Natación de Alicante. Pese a que el jugador inglés había actuado en su país en la demarcación de centrocampista izquierdo, durante su estancia en Murcia actuó como delantero centro. El encuentro finalizó con victoria local por 2-0, tantos conseguidos por Marcos y Ricardín. Este partido ha pasado a la historia del Real Murcia por dos motivos: por haber el último de los que disputó el equipo en el campo de la Torre de la Marquesa y por haber sido el primero en el que un jugador extranjero se alineó en sus filas. El Real Murcia jugó con Juseph; Pagán, Pardo, Montoro, Largel, Mateu, Ortiz, Ariño, Thompson, Castro y Servet. La actuación de Thompson, quien estuvo apunto de marcar en un remate de espaldas a portería, causó división de opiniones.

El 14 de diciembre, Tom Thompson se alineó por primera vez con el Real Murcia en un partido disputado fuera de casa. El encuentro, que midió otra vez al Real Murcia y al Natación, se celebró en el campo de La Florida de Alicante y fue muy accidentado. El público invadió en varias ocasiones el terreno de juego, lo que requirió tres cargas de la Guardia Civil a caballo. Finalmente, el árbitro del encuentro, el murciano Manuel García Calvo, tuvo que ser escoltado hasta comisaría dónde dio su versión sobre lo ocurrido. No fue un caso aislado ya que un mes más tarde en un partido disputado entre el Natación y el Castellón en el mismo campo los incidentes fueron tan graves que el Gobernador de Alicante decidió prohibir la entrada de los aficionados que no fueran socios del club a los partidos de fútbol.

Primeras críticas

La prensa murciana se mostró crítica con la actuación del jugador y entrenador inglés en Alicante. Un cronista que no se identificaba afirmó lo siguiente: "Thompson continúa sin convencerme. Quizá influye el campo y la falta de acoplamiento debido, pero lo cierto es que Mr. Thompson no acertó a darle al balón ni siquiera una sola vez".

El 25 de diciembre de 1924 se celebró el partido inaugural de La Condomina. Se enfrentaron Real Murcia y Martinenc, con victoria de los murcianistas por 3-1. Thompson participó en el primer gol de la historia del recinto deportivo, pues suyo fue el pase a Ariño que propició el tanto de este jugador. En el siguiente encuentro, disputado ante el mismo equipo un día más tarde, el inglés también participó y, en esta ocasión, tuvo una actuación aceptable.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)