municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

El Semanario Literario y Curioso de Cartagena (1786/1788)

Grabado del Puerto de Cartagena
Grabado del Puerto de Cartagena

En las páginas del Semanario  tienen especial cabida las últimas novedades en el campo de las artes, las letras y especialmente en disciplinas científicas. Entre otras materias, se escribe sobre física, magnetismo, medicina, agricultura, electricidad, insectología, cosmología, historia marítima, literatura o mitología. Así, en el número del 8 de diciembre de 1786 se presenta una ¿Memoria sobre el modo de preservar los edificios del estrago de los Rayos, o disponer los paratruenos, (traducido del francés)¿. El número del 12 de enero de 1787 publica una información sobre la ¿Antigüedad de los caracteres Arithmeticos¿, mientras que en el número siguiente se publica el ¿Extracto de una disertación sobre la operación Cesarea¿.

A partir del primer número de 1787 la publicación se escinde en dos partes independientes: El Semanario Literario de Cartagena y el Suplemento Curioso al Semanario de Cartagena. En el Suplemento Curioso se incluyen particularidades de Cartagena con secciones fijas como: entradas y salidas de barcos, situación en los hospitales y de la parroquia. Además de datos como fiestas, ventas, hallazgos, pérdidas, precios de granos, cambio de moneda, advertencias, sirvientes, carteleras de teatro, etc. También  aparecen listas de suscriptores del Semanario. El primer Suplemento data del 22 de septiembre de 1786, que corresponde al número cuatro, y se dedica íntegramente a la traducción del testamento de Federico II, rey de Prusia. 

También es reseñable el capítulo de anécdotas y asuntos ¿graciosos¿ que se tratan en el Semanario. Muchos de ellos parecen fruto del imaginario popular, más que de la realidad.

Ninguna sección del Semanario aparece firmada. Ferrándiz apunta que el número de redactores no debía ser muy grande.  De la lectura de los artículos se desprende una identidad de estilo y forma que se repite cíclicamente dentro de su anonimato. Pedro de Leiva es el principal redactor. También lo es Manuel Zalvide y Errarte, autor entre otras, de la ¿Historia Marítima¿ y de notas bibliográficas. Además,  Martín Rodón y Bell, médico cartagenero y el alférez de fragata Martín Fernández de Navarrete.  De las expresiones de los artículos se deduce que no había un director del Semanario, sino un equipo de redactores y autores.

En los artículos del Semanario no aparecen líneas doctrinales o temáticas fijadas por la Redacción. Se publica lo que se tiene a mano, pocas veces hay creación del grupo redactor; como excepción, la controversia que sobre el teatro mantienen Luis Maria de Salazar y Martín Fernández de Navarrete.

Hospital Militar de Cartagena
Hospital Militar de Cartagena

Secciones más importantes

Dos secciones sobresalen por la importancia intrínseca de sus temas y el espacio que se les dedica. Son las denominadas: ¿Historia marítima¿ y ¿Observaciones y notas sobre las inscripciones y monumentos antiguos de esta ciudad (Cartagena)¿ cuyos autores son Manuel Zalvide Errante y el Conde de Lumiares, respectivamente.

En el Semanario aparecen muchas noticias que se celebran el mismo viernes por la mañana, así como las innumerables misas a celebrar en dicho día. Debe tenerse en cuenta que los miércoles por la tarde se cerraba la admisión de noticias que podría denominarse de mayor actualidad, y los editores disponían del miércoles y del jueves para imprimirlas ocupando aproximadamente algo más de una página, pues los restantes artículos del Semanario eran colaboraciones. Incluso la salida y entrada de buques en el puerto llevan cuatro o cinco días de retraso normalmente.

En el Semanario son parte importante los anuncios. Se anuncia la apertura de nuevos comercios e industrias, la llegada de maestros de letras, el ofrecimiento de sirvientes y amas de leche, la venta de carruajes, animales y de todos los objetos imaginables, novedades de libros con sus lugares de adquisición, carteleras de ópera y teatros, etc. Con la adición del Suplemento, todas estas noticias pasan a él junto con el movimiento del puerto y el programa de los oficios religiosos que se celebran en los conventos de la ciudad.

El final de la publicación

El último número del que se tiene constancia corresponde al 25 de enero de 1788. Así pues, en 1786 se publicaron 18 números del Semanario, 52 números en 1787 y 4 números en 1788, totalizando 74 números.

Las razones de la suspensión de la publicación, según Rubio Paredes, estuvieron relacionadas con motivos religiosos, políticos y también económicos. La situación económica del Semanario parece deficitaria a finales de 1787 por la reducción del número de suscriptores. El descenso del número de suscriptores pudo ser debido a un expediente abierto por la Inquisición, debido a dos colaboraciones (¿La Forastera¿ y ¿La ilustre Olandesa¿) que al parecer fomentaban la lascivia y el concubinato. El motivo político estaba relacionado con la publicación por parte de Fernández de Navarrete de una crítica a los ¿jueces de teatro¿ en Cartagena por permitir representaciones teatrales no recomendables.

Pero en cualquier caso, para Rubio Paredes, la razón principal de la suspensión por parte del Gobernador Militar, al tiempo Capitán General del Departamento, fue mantener limpio el prestigio de los jefes y oficiales de la Armada que pertenecían a la redacción del Semanario, y consecuentemente, mantener el prestigio de la Armada.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)