municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Juan Cuadrado Ruiz

El hacha prehistórico de Lébor (Totana)

El hacha prehistórico de Lébor (Totana)

En La Bastida

En La Bastida

En un Congreso de Arqueología del Sureste

En un Congreso de Arqueología del Sureste

Juan Cuadrado Ruiz  [Juan Cuadrado Ruiz]
Juan Cuadrado Ruiz

Juan Cuadrado Ruiz (1856-1952)

Sin ser natural de Totana, el arqueólogo almeriense Juan Cuadrado Ruíz es sin duda uno de los personajes más destacados de su historia ya que, con sus estudios sobre los yacimientos prehistóricos de las diputaciones de Totana, aportó relevantes conocimientos sobre la realidad de los asentamientos prehistóricos del valle del Guadalentín.

Juan Cuadrado nació en Vera, Almería, el 14 de febrero de 1886. Realizó sus estudios de bachillerato en los jesuitas de Valencia, y en esta misma ciudad comenzó los de derecho, pero sus intereses y vocación apuntaron a dos disciplinas muy distintas, la pintura y la arqueología, en las que tuvo como maestros a Sorolla y Siret, llegando a trabar una larga amistad con este último.

En 1921 contrajo matrimonio con una vecina de Totana, Juana Cánovas Martínez, un hecho que lo acercó aún más al municipio, si bien la residencia familiar siempre estuvo en Vera. Sus trabajos de arqueología en Totana se llevaron a cabo entre 1915 y 1933 y en plena guerra civil, entre 1936 y 1939.

Los trabajos arqueológicos en Totana y Lorca comprendieron los yacimientos paleolíticos de Cejo del Pantano, Los Mortolitos, Fuente de Lentisco, Rincón de Yéchar, Huerto del Corazón de Jesús y Cueva de la Moneda. Del período eneolítico destaca el yacimiento de Lébor de Los Blanquizares y del argárico uno de los más importante de la región, La Bastida.

Los materiales obtenidos de estas excavaciones formaron parte de la colección particular de Cuadrado hasta que fueron cedidos al Museo Arqueológico de Almería toda vez que este fue fundado. Algunas de las piezas más llamativas serían las del ajuar funerario de Los Blanquizares y un hacha enmangada, muy importante dentro de la descripción de estas culturas a escala nacional.

Una nota especial de estos años de investigación fue el descubrimiento, en 1931, de unas falsificaciones llevadas a cabo por unos alfareros de Totana que pretendieron simular materiales arqueológicos prehistóricos.

Colaboraciones con Siret en Almería, permisos pedidos al ayuntamiento de Totana para el traslado de una inscripción latina al museo almeriense, un pequeño proyecto de museo municipal establecido en la sacristía de la Iglesia de Santiago de Totana, la utilización de presos nacionales de la república en los yacimientos totaneros o una película documental en 1940 son algunos de los episodios que Cuadrado protagoniza en Totana años antes y posteriores a la Contienda Civil.

En 1933 se creaba el museo Arqueológico Provincial de Almería, y el ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes ponía al frente del mismo a Juan Cuadrado, labor que continuaría hasta 1952, año de su muerte.

Su trabajo en la arqueología se vio siempre complementada con su afición a la pintura, siendo profesor de dibujo en la Escuela de Artes de Almería. Compartió la dirección del museo arqueológico con otras labores culturales que promocionaban el arte y el patrimonio almeriense y aunque sus publicaciones y trabajos teóricos no fueron muy abundantes su trabajo de campo en los ámbitos de la arqueología de la época argárica y su intuición han dejado una huella indeleble en esta disciplina.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)