municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

PALACIO DEL SANTO OFICIO

Arquitectura

Fachada Principal [Palacio del Santo Oficio]
Fachada Principal

La fachada principal estaba orientada al Norte hacia la antigua Plazuela de la Inquisición (hoy desaparecida).

Al Este tenía dos torres almenadas que se desmoronaron por ruina en 1715 y 1717.

La construcción busca el rectángulo, con dos torres ochavadas, fabricadas de argamasa (típico de arquitectura gótica). Aparecen elementos propios mudéjares como buhederas (aberturas a plomo de las puertas), matacanes (cuerpos volados sobre ménsulas que se extienden a lo largo de las murallas) y torres que tenían como fin servir de atrincheramiento para la defensa del edificio.

Antes de la reforma de 1748 el edificio estaba separado en dos partes por una continuación de la muralla (de la ciudad) que dejaba dividido el Alcázar.

En la primera parte, la entrada tenía un gran patio principal, a la izquierda las Cocheras y Pescadería, a la derecha el Oficio del Juzgado y la Casa del Inquisidor. En el patio se construye el Oficio de Acotaciones.

 En la segunda parte,  en el interior, atravesando el patio se llega a un zaguán que a la derecha tiene la Portería. A la izquierda del zaguán hay un muro que cierra el edificio por ese lado dando lugar a las Cárceles Secretas, con celdas en doble piso y un segundo patio.

A través del zaguán se pasa a otras dependencias, la escalera que conduce al piso superior, donde está la Casa del Alcalde. En el primer piso están la Proveeduría y las Audiencias al fondo. Tras atravesar un gran patio interior encontramos los Archivos y Cámaras del Secreto.

A partir de la Portería se comunica con la Sala de Audiencias del Tribunal y las Cámaras del Secreto.

Reformas 1748-1750

Se realizan por deficiencias del edificio.

En 1748 se realiza el informe de obras, que es aprobado en 1749. Las obras son terminadas en 1750. Se realizan reformas en las oficinas de las Secretarías del Juzgado, Acotaciones, Secuestros, Receptoria, Cárceles y Contaduría. Se efectúa la demolición de la pared junto a la puerta principal, se construye una nueva y se sustituye por una puerta nueva con reja de hierro para dar luz al zaguán. Se divide el zaguán para construir una Cámara para la Portería y se ponen 5 rejas de hierro para ventilar las oficinas y se coloca la puerta principal.

Detalles de la Fachada [Palacio del Santo Oficio]
Detalles de la Fachada

Así, en el edificio quedó en el patio central una nueva entrada que tenía un pequeño pasillo que comunicaba con el zaguán y éste con la Casa del Alcalde. Paralelas al pasillo había dos dependencias, la de Contaduría y la de Oficio de Acotaciones. Sobre el Oficio del Juzgado se levanta otro piso y se convierte en el Oficio de Secuestros. El patio principal se comunica con la Portería rompiendo un muro. El zaguán se cubre en parte y se habilita un despacho para el Receptor. En la zona de Cárceles Secretas se habilita un local para la Proveeduría. La puerta principal hecha con ladrillos y molduras de yeso por falta de dinero. Las puertas son las  antiguas traídas de otras salas y se pintan de verde.

Reformas 1751-1753

Se realiza la reconstrucción de cárceles secretas y ventilación con rejas. Reformas en conducción de aguas, construcción definitiva de la puerta principal en cantería y con escudo de armas sobre ella, colocación de puertas nuevas y reconstrucción de la  pared que da al puente. Construcción de la casita de la Cofradía del Glorioso Mártir bajo las Cárceles. En las cárceles se utilizan 'paredes de fábrica' con bóveda de cañón en el techo, paredes recubiertas con yeso y ventanas para ventilación. Se sustituye la puerta principal de 1748 por otra hecha de piedra labrada con un escudo de armas sobre ella. Se colocan puertas nuevas dobles de madera de las Sierras del Segura.

Siglo XIX

Se piden ayudas para arreglar el edificio. Fernando VII autoriza la construcción del nuevo edificio. En 1816 el arquitecto Francisco Bolarín García empieza la construcción. En 1820 se derriba parte del Alcázar y en 1823 se encuentra rehabilitado. Las cárceles pasaron a pertenecer al Colegio de San Isidoro, las Oficinas paulatinamente se vendieron al diario 'Línea'.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)