municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Historia de la iluminación en Alcantarilla

Farol
Farol

La deseada inauguración del alumbrado se produjo a finales de 1879 tras la instalación de 75 farolas de petróleo diseñadas y construidas por Eugenio Moselle quien cobró por ello 1.000 pesetas. El  ayuntamiento destinó una partida para atender al consumo anual de combustible de 2.500 pesetas y nombró dos serenos que también ejercieran de faroleros. De reparaciones y mantenimiento se encargó al maestro hojalatero Angel Sornichero.

En los años siguientes el presupuesto contemplado para este servicio bajó a 2.000 pesetas mientras que por contra el número de faroles aumentó en 1883 con motivo de la reposición que se hizo para sustituir los destruidos (45) por un terrible pedrisco que asoló el municipio el 2 de abril de ese mismo año. Dos años más tarde volverían a perderse otro buen número de ellos pero en esa ocasión la causa no fue natural sino por "mano airada". 

A finales de 1889 el sereno Pedro Pérez era destituido de su cargo y nombrado en su lugar Alfonso García García. Meses después se subastaba la contrata para el alumbrado público por 1750 pesetas anuales. También por aquel entonces se planteaban quejas de la población sobre el mal servicio que daban los empleados del ramo, quejas que llegaban al concejal del alumbrado, García Cascales. Pues bien, hasta 1904 contratas y presupuesto continuarán más o menos sin grandes cambios, excepto el aumento de farolas hasta 125.

Acequia de Barreras [Alcantarilla_Historia]
Acequia de Barreras

Instalación eléctrica

En 1899 Jerónimo Ruiz Hidalgo logró autorización para instalar red eléctrica de alumbrado público y privado en la población. Sin embargo, la fase pública no debió concretarse en nada práctico porque hasta  mayo de 1904 el ayuntamiento no aprobó el pliego de condiciones para la contratación del servicio. 

La "modernidad" llegó siendo alcalde Diego García López que desea y consigue que Alcantarilla  estrene el  alumbrado eléctrico en las Fiestas de San Pedro. Así pues, el acto solemne tuvo lugar el 29 de junio a las seis de la tarde.

La instalación corrió a cargo de los hermanos José y Miguel Caballero García quienes en 1906  solicitaron  la ampliación de la red existente desde el transformador de la Puebla de Soto. Estos hermanos fueron también los proveedores de electricidad en  La Raya (1905) y Javalí  Viejo (1910). En 1913 entró en liza en el mercado José Precioso.

Teniendo en cuenta que en  el  alumbrado público no llegaba al extrarradio y el privado tampoco, el  casero se mantuvo, hasta 1927-8, mediante carburo, procedente de Barcelona. Todavía en la década de los años  treinta los Caballero García conservaban el suministro del fluido eléctrico que Alcantarilla necesitaba. Por cierto en aquellos años la mayor concentración de luces se hallaba en la Calle Mayor donde existían 28 "focos".

En cuanto al mercado privado sería la empresa Eléctrica del Segura la que desde 1920 se hiciera con la clientela de buen número de empresarios a los que proveía desde su caseta de transformación situada en El Puntal, en las inmediaciones de Espinardo.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)