municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

EL CHAPARRAL

Historia y Patrimonio

El Chaparral

  No existen datos históricos Escudo de Cehegínrelevantes sobre el origen de esta pedanía de Cehegín, cuyo topónimo hace referencia al árbol de la coscoja, abundante en estos parajes. El Chaparral debe su nombre a que la primera familia que se asentó en el caserío se refugió bajo una coscoja, mientras construía su barraca. Aunque aún queda en pie algún caserío, que enseña trazas con una cronología que lo acerca al menos a comienzos del siglo XIX, todo el lugar tiene un diseño urbano moderno. Su ermita, por ejemplo, fue construida en 1976.

  Dada la cercanía de los montes con explotaciones de magnetita, durante el último cuarto del siglo XIX, este recurso económico tuvo su relevancia entre los habitantes de El Chaparral, que podían trasladarse a las explotaciones de magnetita del grupo minero Paulino, cuyo mineral se trasladaba para su transporte a la estación de ferrocarril de Calasparra. El nivel de producción llegó a superar el de otras comarcas mineras, como la de Cartagena. A partir de 1929 la industria minera entraría en decadencia hasta su total desaparición, debido a la situación de crisis de algunos de los países europeos compradores como Alemania, que afrontaba el gran desastre de la postguerra.

Valle  Además de la minería, los habitantes de El Chaparral tuvieron en la agricultura su medio de subsistencia, muy relacionada con la vid, especialmente en el valle que queda en la zona oeste de la población. Pero sería el esparto el mayor de los beneficios de los cehegineros, puesto que su industria de cordelería, elementos y accesorios de esparto se mantendría como una de las principales de la Región de Murcia hasta, al menos, la contienda civil.

  Las líneas históricas de este antiguo caserío seguirían las mismas trazas que las del resto del municipio de Cehegín. Cambiarían la industria alpargatera por la agricultura de regadío, con el cultivo del albaricoque y el melocotón, a lo que hay que añadir las industrias conserveras. Y en el caso de El Chaparral hay que hablar del establecimiento en pleno centro urbano, en los años 90" del siglo XX, de una pequeña industria dedicada a la manufactura de frutos secos, patatas fritas y todo tipo de aperitivos.

Gastronomía

Tortilla de Ajos TiernosLas recetas tradicionales que en la actualidad se elaboran en El Chaparral siempre han estado basadas en lo que la tierra ha brindado en las diferentes épocas del año, caracterizándose los platos por la sencillez en la elaboración. El potaje, las migas con tajás (elaboradas con harina y carne de cerdo), el empedrao, la olla de tocino fresco, la tortilla de ajos tiernos, las carnes a la brasa, así como una gran variedad de arroces que se acompañan con carne y verdura, el caldo de espárragos o el famoso rin-ran.

Economía

Industria de Patatas FritasA principios del siglo XX la minería, junto con la agricultura, fue un pilar económico importante en la aldea. Hoy en día, es la agricultura la actividad económica principal de esta pedanía. Los cultivos fundamentales a los que están dedicadas las tierras de El Chaparral son la vid y los frutales, principalmente melocotón, y también hay cultivos de secano como el almendro y el olivo.

Una de las frutas emblemáticas del municipio es el Pero, una manzana de otoño que siempre fue muy apreciada por sus características organolépticas pero que quedó relegada ante otras variedades más productivas. En la actualidad se intenta introducir este cultivo autóctono nuevamente. Para esto, en El Chaparral, el IMIDA tiene una finca experimental en la que se estudian diversos clones de Pero de Cehegín con el fin de seleccionar los mejores para el cultivo y volver a introducir esta especie en los mercados.

El sector industrial también está representado en la pedanía. En la misma localidad hay una empresa de alimentación, dedicada a la fabricación de patatas fritas, frutos secos y otros aperitivos.

Centro Social

Centro SocialEl Chaparral tiene un centro social que sirve a los vecinos de punto de reunión. El pequeño edificio dispone de un salón de actos y una cafetería; el salón se utiliza como sala lúdica, los jubilados suelen acudir a la misma para sus juegos y tertulias. A lo largo del año se suelen celebrar algunas charlas o seminarios para los vecinos, o algún curso de formación o entretenimiento esporádico.

Naturaleza

Entorno de El ChaparralEl entorno de la pedanía de El Chaparral es fundamentalmente agrícola. La vegetación la componen los cultivos de vid, melocotón, almendros y olivos. Un arroyo rodea la población por el oeste, es el Arroyo del Chaparral y al sur se encuentra el cabezo del mismo nombre, el Cabezo del Chaparral, con una cota de 595 m de altitud. El Río Quípar, al norte, es otro accidente geográfico singular de la pedanía.

En las áreas no cultivadas la vegetación predominante es el pinar y el monte bajo. La especie arbustiva que dio origen al nombre de esta pedanía, la chaparra o coscoja, no es tan abundante en la actualidad como lo fue en otros tiempos, pero sigue siendo uno de los arbustos típicos de estas tierras. Junto a ella encontramos también espino negro, enebro, lentisco, romero, tomillo, esparto y jaras.

En cuanto a la fauna de esta zona son destacables especies como perdices, conejos, tórtolas o codornices, todas ellas con un valor cinegético. Son también destacables las aves rapaces como águilas, cernícalos, o azores y gavilanes.

Fiestas

Ermita de la AsunciónLos vecinos de El Chaparral tienen por patrona a la Virgen de la Asunción, a la que veneran en el pequeño templo construido en 1976, diseño del arquitecto murciano Alfredo Vera Botí.

Durante un fin de semana del mes de agosto, los vecinos celebran unas pequeñas fiestas en las que prima la convivencia de los habitantes, especialmente en las comidas y cenas programadas, con migas y arroces, y en las noches de verbena. Una misa en honor de la patrona y una procesión por las calles del pueblo ponen punto y final a las fiestas.

También se celebra en enero la fiesta de San Antón, en honor del cual los vecinos preparan una matanza de cerdo con la que se convidan, con migas y todo tipo de carnes y embutidos a la brasa.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Consejería de Economía y Hacienda (abre en ventana nueva) RegiondemurciaSI (abre en ventana nueva) Fundación Integra (abre en ventana nueva) Plan de Información y Publicidad (abre en ventana nueva) FEDER: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)