municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

La Semana Santa de Cartagena hace 125 años

Escudo de la Cofradía Marraja
Escudo de la Cofradía Marraja

Pese a que la celebración de la Semana Santa era una tradición muy arraigada en la ciudad, los desfiles procesionales estuvieron apunto de ser suspendidos por la crisis económica de la época. Un suelto de El Eco de Cartagena, periódico de orientación tradicionalista, advertía de la situación el 4 de febrero y anunciaba que era probable que no se celebraran las procesiones en virtud de las dificultades que se presentaban para lograr recursos.

Si la intención de El Eco era la de estimular a las cofradías para que llevara a cabo la organización de las procesiones, no cabe duda que el redactor logró su objetivo, pues, unos días después, la Cofradía de los Marrajos celebró una Junta General en la que se decidió la salida en la procesión y se nombró una comisión para distribuir y arreglar las tronos.

Críticas a los Californios

Una vez confirmada la presencia de los Marrajos en las procesiones, El Eco centró sus críticas en la Cofradía de los Californios, que en 1881 no había desfilado, y que parecía que podía volver a no hacerlo en este año. El 11 de febrero, el diario cartagenero se preguntaba "Y los de enfrente ¿en qué están pensando?". El día 16 del mismo mes, la crítica era más feroz: "Vergonzoso es que sea este el segundo año en que los Californios se quedan en casa. ¿Y de los humos de otros tiempos que se hicieron?".

San Juan
San Juan

Las palabras de El Eco surtieron efecto inmediato. Así, al día siguiente, el diario recogía la noticia de que "Entre algunos californios se ha despertado el resultado de otros tiempos y se agita la idea de promover una junta a fin de tomar un acuerdo respecto a echarlas a la calle".

Discusiones en la prensa

A principios del mes de marzo había quedado claro que se celebrarían los desfiles procesionales de Semana Santa, pero aún estaba en el aire la participación de los Californios. Ante estas dudas, el 1 de marzo, El Eco recogía el rumor de que: "El elemento joven de la Cofradía de los Marrajos trata de solicitar de los Californios los pasos de la procesión del Miércoles para sacarla por su cuenta". Algunos días más tarde, el diario cartagenero publicaba otra nota que dejaba en mal lugar a los Californios "Ha sido autorizado un marrajo de los de más categoría para hacer, en nombre de un rico capitalista, el Presidente de la Comisión Organizadora de la Procesión de Californios, el ofrecimiento de la cantidad que sea necesaria para echarlas a la calle".

Ambos rumores despertaron la animosidad de los cofrades del Prendimiento que aprovecharon las páginas de la prensa local, en concreto del Diario de Avisos para salir al paso de las dos noticias que había publicado El Eco, mediante un artículo de un californio anónimo. Manuel González y Huárquez, Cronista Oficial de Cartagena, colaborador de El Eco, y reconocido marrajo, se encargó de la respuesta en un largo artículo. Se dirigía a "un Californio vergonzante". "Mal debe de andar la gente California cuando tiene que recurrir a tales escritos para hacer prosélitos lo cual se aviene muy bien con esos humos de hidalguía con que se descuelga el Californio incognito". Las disputas entre ambos escritores continuaron durante varios días, siempre en un tono muy duro, no exento de ataques personales.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)