municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Alfonso X 'El Sabio'

Representación del Rey Alfonso X 'El Sabio'

Representación del Rey Alfonso X 'El Sabio'

Alfonso X el Sabio. Las Cantigas de Santa María. Siglo XIII. Biblioteca Nacional Central de Florencia. Italia

Alfonso X el Sabio. Las Cantigas de Santa María. Siglo XIII. Biblioteca Nacional Central de Florencia. Italia
Fundación Cajamurcia

Urna con las entrañas del Rey Alfonso X de Castilla en el Altar Mayor de la Catedral de Murcia

Urna con las entrañas del Rey Alfonso X de Castilla en el Altar Mayor de la Catedral de Murcia

Juego de ajedrez. Libro de los Juegos. Alfonso X

Juego de ajedrez. Libro de los Juegos. Alfonso X
J. Martin

Escultura de Alfonso X 'el Sabio' [Academia Alfonso X]
Escultura de Alfonso X 'el Sabio'
 
Privilegio rodado de Alfonso X a los pobladores de Murcia... [Proyecto Carmesí]
Privilegio rodado de Alfonso X a los pobladores de Murcia...

Alfonso X 'El Sabio'. Toledo, 1221 - Sevilla, 1284.

Participación en la Reconquista de Murcia

     Alfonso X 'El Sabio' nació en Toledo el 23 de noviembre de 1221, siendo hijo de Fernando III 'El Santo', Rey de Castilla y León, y Beatriz de Suabia, nieta de Federico II de Alemania. En 1252, con 31 años, sucedió a su padre en el trono.

     Con 22 años participó en la sumisión del reino musulmán de Murcia (1243), establecida por su padre con el Rey moro Abenhud mediante el Pacto de Alcaraz, por el que los castellanos ocuparon varias fortalezas percibiendo la mitad de las rentas públicas, mientras que el resto del territorio permanecía en la situación anterior.

     Su reinado se caracterizó por la reanudación de la lucha contra los musulmanes. Mientras en Murcia se iniciaron las repoblaciones y repartimientos castellanos, se dotó a la Iglesia de Cartagena y se crearon señoríos en las zonas reconquistadas. Razones, entre otras, que incumplían las condiciones establecidas en el Pacto de Alcaraz, provocando la revuelta de los mudéjares en 1264. Este levantamiento dejaba al poder castellano en una grave situación, por lo que Alfonso X 'El Sabio' solicitó la ayuda aragonesa de Jaime I 'El Conquistador', que sofocó la rebelión y recuperó el control cristiano en 1266. Comenzaban así a perfilarse los límites territoriales del futuro reino castellano de Murcia.

Lucha por el Imperio Gemánico

     Su aspiración al trono del Sacro Imperio Romano Germánico fue el proyecto más ambicioso que emprendió, dedicándole más de la mitad de su reinado. Alfonso X descendía por línea materna de la familia Staufen, la última que había ostentado la titularidad del Imperio. Junto a él, apareció otro aspirante a poseer el Sacro Imperio: el inglés Ricardo de Cornualles. En 1257, los siete grandes electores del emperador no consiguieron unificar su decisión, por lo que durante varios años nadie logró imponerse para poseer dicho Imperio.

     Finalmente, en septiembre de 1272, Rodolfo de Habsburgo fue elegido emperador y en mayo de 1275 Alfonso X renunció definitivamente al Imperio ante el papa Gregorio X. Los últimos años de su reinado son especialmente sombríos, ya que desde 1272 sufrió el enfrentamiento con un sector de la alta nobleza. Además, los hijos de su primogénito, el infante don Fernando, comenzaron a disputarse la sucesión a la Corona tras la muerte de su padre en 1275. Por un lado, los llamados infantes de la Cerda, Alfonso y Fernando, y por otro, el infante Sancho, segundo de los hijos de Alfonso X y tío de los anteriores. Finalmente, tras el fallecimiento de Alfonso X, ocurrido el 4 de abril de 1284 en Sevilla, fue Sancho quien accedió al trono.

Aportaciones del monarca

     En el terreno económico, Alfonso X facilitó el comercio interior en su reino mediante la concesión de ferias a numerosas villas y ciudades. Estableció también un sistema fiscal y aduanero avanzado que potenció los ingresos del reino. Y su más conocida disposición en este campo fue el reconocimiento jurídico del Honrado Concejo de la Mesta, una institución que englobaba los intereses de la ganadería trashumante del reino.

     Alfonso X destacó también en su faceta legisladora, muy ligada a la recepción en Castilla del Derecho Romano a través de los estudiosos que volvían de la famosa Escuela de Glosadores de Bolonia. Así, se compuso un excelente compilación de textos jurídicos, siendo las obras más importantes el Fuero Real, el Espéculo y el Código de las Siete Partidas, que estuvieron vigentes hasta finales del siglo XIX.

     Su apelativo de 'El Sabio' hace honor a las aportaciones del monarca al campo de la cultura, destacando su vinculación simultánea entre Oriente y Occidente. La Escuela de Traductores de Toledo es un ejemplo de este mestizaje, ya que aglutinó a un grupo de estudiosos cristianos, judíos y musulmanes, que desarrollaron una importante labor científica recuperando textos antiguos. En ella se elaboraron las tablas astronómicas en 1272. Realizó la primera reforma ortográfica del castellano, lengua oficial del reino, en detrimento del latín.

Obras

     Dentro de sus actividades historiográficas, no se pueden olvidar obras como Estoria de España o la Grande e General Estoria, redactadas en lengua romance. En el campo de la poesía existe un extenso repertorio de Cantigas del monarca, siendo las más conocidas las de carácter religioso o de Santa María. Potenció también los estudios musicales, y dentro del ocio, publicó su conocida obra Axedrez, dados e tablas.

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)