municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Consumo Correo

Litoral Emergido: Ecosistema Terrestre

Costa de Calblanque. La heterogeneidad del medio físico se traduce en una gran variedad de adaptaciones a las condiciones, cambiantes en el espacio y en el tiempo

Costa de Calblanque. La heterogeneidad del medio físico se traduce en una gran variedad de adaptaciones a las condiciones, cambiantes en el espacio y en el tiempo
F. Robledano

La alternancia entre tramos de naturaleza sedimentaria y rocosa queda patente en zonas como Calblanque

La alternancia entre tramos de naturaleza sedimentaria y rocosa queda patente en zonas como Calblanque
F. Robledano

Un mosaico complejo

Los factores físicos varían de muy diversa manera, tanto en el espacio como en el tiempo. Algunos factores cambian de forma gradual, entre dos extremos de de un rango más o menos amplio de variación: un ejemplo es el clima litoral, que se vuelve progresivamente más árido conforme nos movemos desde el Este hacia el Oeste de la costa. Así, desde el clima relativamente suave del área del Mar Menor, hasta el desierto de Aguilas, es difícil establecer una frontera en lo que es una transición casi inapreciable.

Otros factores varían de una forma mucho más local, y con patrones que recuerdan más a un mosaico que a una gradación: tipos de roca (litología), pendientes y formas del relieve (geomorfología), suelos, microclimas¿, cambian a escalas que van desde metros a decenas de kilómetros cuadrados, en una pauta característica de los paisajes mediterráneos.

Grandes Unidades de Relieve

A una escala general, el sustrato físico viene definido por las grandes unidades de la geología regional y comarcal, como los principales relieves (alineaciones y macizos montañosos) y llanuras (depresiones sedimentarias), que determinan la pendiente de los relieves, la forma de los cauces y la naturaleza de la costa (acantilada o baja). Así, las sierras se ven surcadas por cauces encajados, de gran potencial erosivo, que poco a poco van dando lugar a otros mucho más amplios, con predominio de la sedimentación.

Las laderas de mayor pendiente dan paso a conos de sedimentos y glacis, al pie de los relieves, superficies donde erosión y sedimentación tienden a equilibrarse, y donde los usos forestales van gradualmente perdiendo protagonismo en beneficio de los agrícolas.

Formaciones Sedimentarias y Rocosas

Pero a una menor escala, la erosión hídrica, eólica y marina, actuando sobre distintos tipos de materiales litológicos, y el transporte de sedimentos por los cauces, por el viento o por las corrientes, van modelando una costa extraordinariamente variada. En ella alternan formaciones sedimentarias y rocosas, como unidades físicas principales. Una característica definitoria del litoral murciano es su gran heterogeneidad física. Aunque hay una separación bastante evidente entre la zona oriental, básicamente sedimentaria ( Mar Menor), y  el litoral sur, predominantemente rocoso, lo que mejor caracteriza nuestra costa es su heterogeneidad, alternando en toda su longitud, tramos de características físicas muy variadas.

La costa sedimentaria incluye playas, dunas, marinas, almarjales, saladares y lagunas costeras. El aporte de gravas y arenas por las ramblas alimenta las playas, pero localmente también forma pequeños deltas, fáciles de reconocer en el perfil de su desembocadura.

La costa rocosa presenta también una morfología variada, con acantilados, laderas abruptas, plataformas rocosas, penínsulas, etc. A menudo los relieves emergen a una distancia variable de la costa dando lugar a islas e islotes. Dependiendo de la litología y del agente geomorfológico dominante, en estos relieves aparecerán formas como grietas, repisas, extraplomos, cuevas, agujas, e incluso arcos naturales.

La erosión y la dinámica litoral ocasionan un juego continuo de destrucción y construcción del relieve, un proceso normalmente lento, pero que puede llegar a ser aparente a una escala de tiempo humana. Así, podemos asistir a fenómenos de desplome de formaciones rocosas, de acumulación de arenas, e incluso de tombolización o unión de islas entre sí o con el continente.

Islas como la Torrosa han acabado convertidas en penínsulas, y otras como la Perdiguera y la Esparteña han terminado por unirse a consecuencia de estos fenómenos. Por eso, cuando el hombre interfiere con el transporte y la sedimentación litoral, como al construir espigones y diques, o al reducir la carga sedimentaria que aportan los ríos, puede desencadenar rápidos e intensos procesos de erosión de playas en unos tramos, y de acumulación en otros. Esto modifica a corto plazo el perfil de la costa, afectando no sólo al frágil equilibro dinámico de sus ecosistemas, sino también a la continuidad de los usos económicos del litoral.

Francisco Robledano

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia.com
© Fundación Integra

Logos Consejería de Economía y Hacienda (abre en ventana nueva) RegiondemurciaSI (abre en ventana nueva) Fundación Integra (abre en ventana nueva) Plan de Información y Publicidad (abre en ventana nueva) FEDER: Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)