municipios - poblaciones Inicio Agenda Regional Cita Previa - Servicio Murciano de Salud (abre en ventana nueva) Emergencias 112 Correo

agenda

Exposición. Fundación Pedro Cano. IX Mediterráneos

Enviar
VALORAR:

Del 11 de noviembre de 2019 al 02 de febrero de 2020

La inauguración tendrá lugar a las 20h.
DE MIÉRCOLES A VIERNES: Mañanas: de 10h. a 13h. - Tardes: de 17h. a 19h.
SÁBADOS: Mañanas: de 11h. a 14h. - Tardes: de 17h. a 19h.
DOMINGOS Y FESTIVOS: Mañanas: de 11h. a 14h.

Lugar: Fundación Pedro Cano

Población: Blanca

El pintor Pedro Cano (1944) ofrece en su Blanca natal «un viaje sentimental» por ciudades e islas en torno al Mediterráneo, un periplo por Alejandría, Cartagena, Estambul, Mallorca, Nápoles, Patmos, Sicilia, Split y Venecia.

La exposición también se ha podido ver en los Mercados de Trajano-Museo de los Foros Imperiales, en Roma, así como en el Museo del Teatro Romano de Cartagena. También ha recorrido varias ciudades de Grecia y España.

El pintor huye de las postales típicas e incluso del mar para mostrar las otras caras de 6 ciudades y tres islas a través del claro-oscuro, la aguada y las insinuantes manchas de color. Tratadas cada una desde distintas perspectivas, las series reflejan tradiciones, símbolos mitológicos, costumbres, metáforas y secretos de 9 lugares que siente excitantes desde el pincel.

Su vida es un constante viaje a la búsqueda de historias que contar a través de una imagen dibujada, a través de pequeñas pinceladas que transforman en luz el color de las ciudades y los paisajes que habita. Un viaje al que nunca pone fin y al que se aferra con la inquietud de quien es incapaz de permanecer sentado, inmóvil, sin la rutina diaria que le caracteriza, sin «pasar cuatro y cinco horas en mi estudio, sin que me molesten». Pedro Cano (Blanca, 1944) concibe la vida como ese viaje que ahora refleja en la muestra 'IX Mediterráneos', una exposición en la que lleva trabajando más de diez años, uniendo cada pieza de este puzzle que «con el mar como telón invisible»

La muestra recoge el último y más importante ciclo pictórico de Pedro Cano, inspirado en sus viajes y en la contemplación de unas ciudades, lo que nos sumerge en la Historia del hombre mediterráneo, en el trasiego de sus gentes; pescando, viviendo y amando a orillas de nueve ciudades.

Nueve Mediterráneos es la visión personal del pintor realizada desde un mar, que no aparece en sus 54 cuadros, cuya atención está proyectada desde él hacia sus orillas. Los nueve mediterráneos son Alejandría, Cartagena, Estambul, Mallorca, Nápoles, Patmos, Sicilia, Split y Venecia. En palabras de Pedro Cano, el mar es un telón invisible. No aparece, aunque es el protagonista/creador de los lugares.

Pedro Cano ha representado a Alejandría a través de retratos de Alejandro Magno, viejos alfabetos, cartas marinas e hipótesis del faro.

A Cartagena le ha dedicado su atención a la sal. A los atunes y pulpos que se secan al viento y a las memorias de las viejas ánforas donde transportaban el garum.

Estambul es Santa Sofía. Levantada por Justiniano como gran templo del cristianismo, se convierte en el esquema de toda la arquitectura religiosa islámica hasta nuestros días.

Mallorca, conocida solamente como lugar de vacaciones, viene representada a través de las celosías de un claustro de la cartuja de Valldemossa, donde Chopin se curaba lejos de los fríos inviernos del norte de Europa.

Nápoles es la smorfia, que con sus noventa números con figuras es uno de los tesoros de la ciudad partenopea.

La isla de Patmos, en Grecia, está representada por las coronas de flores que cuelgan como collares en las puertas de las casas.

Sicilia tiene una memoria griega, la Venus de Siracusa, el sátiro de Mazzara y el joven de Mozia, nos hablan de la importancia del mundo clásico en la isla más grande del Mediterráneo.

Split en el palacio de Diocleciano. Construido como morada y mausoleo del emperador, se convierte poco a poco en un refugio y después en una ciudad, donde hoy viven todavía tres mil personas dentro del recinto imperial.

La difícil mirada sobre Venecia son las palline o sea, los palos que emergen de la laguna con listas oblicuas de color y que seguramente cuentan historias que ni siquiera los habitantes de los palacios circundantes conocen.

Pedro Cano ofrece una exposición sin fronteras que dejará huella en su largo recorrido, cuya andadura se inicia en el Teatro Romano de la antigua Carthago Nova, capital de la provincia Carthaginensis, para seguir camino a la capital del Imperio, Roma, con su exposición en los Mercados de Trajano.

 Dossier de la exposición Nueve Mediterráneos, de Pedro Cano

Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 2.0 del W3C-WAI

portal@regmurcia
© Fundación Integra
Aviso legal - Política privacidad

Logos Fundación Integra (abre en ventana nueva) CARM (abre en ventana nueva) Fondo Europeo de Desarrollo Regional (abre en ventana nueva)